img 1123

Los tres Hábitos que cambiaron mi vida

Hace muchos años no era una persona disciplinada, ni tenía un propósito, ni conseguía cumplir mis metas, ni… Me he dado cuenta de que al incorporar ciertos hábitos en mi vida he empezado a lograr lo que me propongo. La clave, cuando estás subiendo un gran puerto en bicicleta y te sientes cansado, no es abandonar sino descansar, no es tirar la toalla, sino bajar una velocidad y comprender que lo que estás haciendo es algo que no se logrará en dos minutos o en dos horas, que requiere tiempo y que, y esto es muy importante, focalizarte en llegar rápido solo te bloqueará más.

img 9915
Los puertos de China son como los noddles, no hay quien se los acabe

Quiero compartir contigo alguno de estos hábitos por si te ayudan en tu vida.

1- Dividir la tarea. Si te ponen delante de ti una tarta, un filete o hasta un espárrago, no te lo comes de un bocado: lo troceas. Eso es lo mismo que hago con los trabajos. Subiendo un puerto de montaña de 40 kilómetros, me pongo unos descansos cada hora. Me apetece pararme antes, pero me obligo a seguir hasta que no transcurra una hora. En ese tiempo, con una bici como la que llevé durante la vuelta al mundo de 80 kilos, habré hecho unos 6 kilómetros. Es tiempo de una pausa, comer algo y disfrutar. Porque lo logrado ya es un triunfo. No podemos esperar hasta el final de la subida para celebrar…, pero esto ya es el segundo punto.

Tirado en la ruta con mi bici
Tirado en la ruta con mi bici

2- Celebrar. No esperes a ponerle el lazo a tu trabajo, en cruzar la meta para celebrar. Así como divides el trabajo divide también los éxitos. Celebra el kilómetro 6, la fase 1, la mañana del jueves, el día de la libélula…, toda celebración es importante porque es una toma de consciencia. Eres consciente de que has llegado hasta ese punto, te paras y lo celebras. Si aguardas al último día pueden ocurrir varias cosas. Una de ellas es que no logres el objetivo final y te quedes sin premio. Otra es que limitas tu celebración a una, cuando pueden ser múltiples. Celebra que has cumplido la tarea de hoy.

cumpleanos
Para ver hay que mirar con calma

3- Aceptar. Ante una adversidad me rebelo, me retuerzo y hago lo imposible porque las cosas salgan como yo había previsto. Pero hay un punto de la batalla en la que ordeno a mi ejército a replegarse, a asumir la derrota y entonces…., entonces aparece la victoria de la aceptación. Aceptar no es resignarse, es asumir que, las circunstancias o tus fuerzas son otras de las que pensabas. Es ser realista. Acepta que no todo es como quieres y empieza a ver que, aunque las cosas son de otra manera, también tienen su gracia, su punto de razón. Lucha si, pero ten a mano la bandera blanca porque a veces es bueno ondearla. Por un lado es blanca, pero por el otro lado está escrito: Mi ego herido os saluda.

mali 216
Asi ha sido la vida para ellos siempre: aceptar

4- Balance. Cuando la peste asolaba su ejército o cuando los bárbaros volvían a traspasar el limes o frontera, Marco Aurelio se retiraba a su tienda de campaña en el centro del campamento y arrancaba con la escritura. Su obra Meditaciones o Pensamientos estaba dirigida a su hijo Cómodo, que ya veía el emperador que no tenía mucha disciplina. Cómodo fue emperador pero no duró mucho en el desempeño: le faltaba carácter o hábito. Lo que Marco Aurelio le recomendaba era que cada noche escribiera cómo había ido el día: qué había ido bien y qué podía ir mejor. Es un hábito de mi vda. Evaluar la jornada. Antes de cerrar los ojos revisar lo ocurrido: si he fallado, si he discutido, si he hecho ejercicio, si podía haber hecho algo mejor…, y proponerme que al día siguiente, lo haré de otra manera. De esa forma los fallos no se van acumulando y me perdono. Somos humanos, lo que no somos es bestias, por eso tomar consciencia nos hace presentes.

2005 mali acampado dscf2129
Acaba el día y es hora de recordar qué ha pasado

¿Cuál de estos hábitos te es más útil o incorporas más en tu día a día? ¿Tienes otro favorito?

Paz y bien, Álvaro el biciclown

 

P.D. De estos hábitos y de otros más profundos hablo en el curso Vivir con Propósito.

5 comentarios en “Los tres Hábitos que cambiaron mi vida”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Al publicar un comentario en esta web aceptas mi política de privacidad, donde puedes ejercer tus derechos.
Por defecto para publicar un comentario WordPress guarda tu nombre, email e IP.

Ir arriba