contenido curso

Cuando lo mejor de un libro es el prólogo

En mis últimos tres libros, al menos los tres libros que pertenecen a la Trilogía de Vivencias filosófico-prácticas, lo mejor ha sido el prólogo.

El del libro Una declaración de intuiciones lo escribió mi amiga Wendy Ramos. Una genia de la palabra. Una de esas personas que cuando comunican se meten en tu cabeza por la puerta del corazón.  Su secreto: la sinceridad. No he visto a Wendy, y la conozco desde el 2002, hacer nunca nada que no le guste o con lo que no comulgue. En todos los proyectos que le proponen consulta primero a su corazón y luego mira la parte económica. En el prólogo que escribió no tuvo que mirar la segunda parte, pues no cobró nada.

El del libro Dale una vuelta a tu mundo, lo escribió mi amigo More. A veces le llamo jefe, pero es medio en broma. Él es el alma mater de la empresa para la que doy conferencias y su capacidad de trabajo es asombrosa. No se cómo lo hace…, bueno si. Se levanta a las seis para cumplir su objetivo de 10000 pasos por día. El prólogo irradia también sinceridad. Dice algo así: este libro es muy bueno, pero no lo he leído.

El del libro más reciente, Abrazar la incertidumbre, lo ha escrito alguien que aún no conozco en persona pero que ya me ha calificado. Lo ha hecho porque es su trabajo. El año pasado fue mi profesor de Historia de Filosofía Antigua y me he atrevido a pedirle una crítica del libro, aún antes de publicarlo. Su reseña no podía dejarme más satisfecho. Aunque el año pasado saqué Matrícula de Honor en su asignatura, no esperaba ni siquiera que se acordara de mí cuando le pedí que, si no le importaba, leyera mi libro.

Mi sorpresa ha sido leer su email. Te lo copio más abajo y espero que eso te anime a participar ya en el Verkami ( mi décimo Verkami) para así pedir el libro en PREVENTA Y CON OFERTA DE DESCUENTO.  

“Hola, Álvaro. He leído tu libro con atención y me parece un espléndido acercamiento al estoicismo para gente que entra en contacto con esta filosofía por primera vez. Muy claro y sencillo de entender. Aprecio mucho esta virtud que a mí me resulta tan difícil.

Obviamente, soy consciente de que el libro no tiene solo este objetivo, sino hablar de una experiencia de aprendizaje personal (¡y qué aprendizaje!). Me ha parecido muy entretenido y te alabo el gusto de no caer en la moralina típica de algunos libros que te cuentan procesos de ‘crisis’ vital a la vez que te muestran el camino hacia una verdad oculta y desvelada por ellos.
Creo que has captado muy bien algo en lo que el nuevo estoicismo no termina de entrar: el carácter sistemático y la coherencia lógica estricta del estoicismo. Esto es positivo, sin duda, pero a veces ha hecho de los estoicos seres de un rigorismo moral exagerado. Sin embargo, en tu libro, cuando parece que la exposición se dirige hacia uno de estos puntos más extremos, siempre eres capaz de extraer ejemplos en los que las conclusiones estoicas resultan razonables. Esto tampoco es fácil de hacer. Enhorabuena.” (Iker Martínez, licenciado en Derecho y Doctor en Filosofía. Premio extraordinario de carrera).”
Si el libro no te parece, con esta crítica, que vaya a ser suficientemente bueno, mira el diseño de cubierta que ha preparado David Torrents y alucina.
al cubierta
Abrazar la Incertidumbre

Por si fuera poco, el libro contará con 10 ilustraciones de una persona que ha ganado varios premios de diseño artístico: Iván Bravo.

Aún estamos en fase de preventa y puedes pedirlo en este enlace. Algunas ofertas ya se han agotado pero quedan muchas todavía. El plazo acaba a primeros de Abril. Luego el libro se venderá en mi web pero no tendrá descuento. Hay gente que siempre prefiere pagar más 😂.

Espero que pronto puedas comprender un poco más y mejor la filosofía estoica y, con ella, abrazar la incertidumbre y vivir con serenidad.

Paz y Bien, el biciclown

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Al publicar un comentario en esta web aceptas mi política de privacidad, donde puedes ejercer tus derechos.
Por defecto para publicar un comentario WordPress guarda tu nombre, email e IP.

Ir arriba