img 7205

Cómo vivir después de un Gran Viaje

Los pitidos, los gritos y los abrazos se van haciendo cada vez menos frecuentes. Un silencio se va expandiendo como una nube de polvo. Se cuela en tu propio silencio. Después de un Gran Viaje, vivir es más difícil.

Aunque la incertidumbre había acompañado tu rutina diaria durante todos esos años, estabas acostumbrado a volar de rama en rama. Hacerlo ahora de ciudad en ciudad es más difícil. Aunque sea tu país.

Ayer los Zapp llegaron a su destino. Ello en realidad llegaron a su destino cada uno de los días de los veintidós años que duró su viaje. El viajero que sabe viajar nunca llega a un lugar sino que el lugar ya le pertenece antes de poner sus pies allí, pues lo ha poseído antes con la mirada y el corazón. Solo el tiempo, como el musgo de los troncos, va adueñándose de tu vida.

img 0021
El tiempo es lo que marca tu vida

Compartí con los Zapp unas lindas entrevistas en mi canal de Biciclown Plus que te dejo en este enlace. A mucha gente escucharlas les cambió la vida. Los Zapp hablan con un lenguaje cercano y honesto. No quieren venderte su forma de vida. Cuando ellos pronuncian la palabra Amor, o la palabra Sueños, le dotan de todo el sentido con la honestidad y coherencia de quien, antes de pronunciarlas, las vive.

Ellos primero tuvieron la intuición de que el mundo les esperaba y luego construyeron su sueño. Sabían que su viejo auto les abriría puertas, como a mi me lo hizo la bicicleta.

img 0080
La bici utopia

Muchos creen que vivir tus sueños es una utopía, cuando la verdadera utopía es no vivirlos. Venir a este mundo a trabajar, a estar de mal humor, a no sonreír, a ver los problemas como muros infranqueables, a discutir con el de enfrente, a esperar al sábado para bailar con la vida…, eso si que es utópico. Para mí al menos. Cuando reconoces tu propósito en la vida todo empieza a cobrar sentido. Los lunes no son más que días en los que haces lo que te gusta.

Los Zapp, en esas entrevistas, hablan de la magia del mundo. Cuando el auto se rompía, ahí estaba el mecánico para repararlo, dicen. Como si todo estuviera orquestado. De eso precisamente hablo en mi capítulo sobre los Walkie-talkies en el nuevo libro Abrazar la incertidumbre.

Nos creemos bolas de billar que vamos eligiendo nuestro camino por el tapete de al vida, pero somos golpeados en un causalismo inevitable. Solo nuestro caracter, nuestra actitud y nuestra virtud, provocarán que, en ese incesante golpeteo antes de caer en uno de los agujeros del tablero, disfrutemos al ir chocando por la vida con otros seres o nos enfademos porque se interponen en nuestro destino final.

Los Zapp concluyeron ayer un viaje de veintidós años por la Tierra. Viví con ellos algunos días en el camino. Primero en Dubai y luego en Escocia. Los viajeros tenemos esa sana costumbre de pensar que el mundo es un jardín por el que paseamos y nos encontramos con viejos amigos.

img 7205
Con los Zapp en Dubai

Como me sucedió hace cinco años, hoy lunes (también era lunes para mí) los Zapp se levantarán sin necesidad de ponerse en marcha. Ya no tendrán que girar para ver el mundo porque el mundo lo llevan dentro. No tienen más que sentarse a seguir observando, no tanto hacia afuera como hacia adentro. Allí, en tu interior, es donde ocurre el mayor viaje de tu vida.

No te lo pierdas, aprende a Abrazar la incertidumbre para Vivir con serenidad.

Paz y Bien, Álvaro el biciclown.

 

P.D. Los enlaces a mi nuevo libro y curso online son una cortesía. Al acabar el plazo de PREVENTA podrás comprarlos a un precio superior. El valor será el mismo.

 

1 comentario en “Cómo vivir después de un Gran Viaje”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Al publicar un comentario en esta web aceptas mi política de privacidad, donde puedes ejercer tus derechos.
Por defecto para publicar un comentario WordPress guarda tu nombre, email e IP.

Ir arriba