Login

Register

Login

Register

Pakistán

petardos

La noche de los petardos largos

Los jueves a las nueve de la noche, en Lahore (Pakistán), los sufies tiene motivos para alegrarse. Son una variante o rama del Islam. La más divertida y la menos conservadora. El baile, la música y los petardos de marihuana forman parte de su esencia.

bad

En la Isla de Bad

A los tres días de llegar a Islamabad apareció el dueño de la casa en la que me hospedaba. César regresaba de España tras sus vacaciones anuales. Me sentí extraño recibiendo a alguien en su propia casa. Hacía años que no nos veíamos, desde que nos conocimos en Zimbabwe, pero poco había cambiado. Me encontré el mismo hombre sencillo que dejé atrás. César se ocupó de mí todos los días, casi dos semanas, que pasé en la Isla de Bad. Gracias por tu generosidad.

escupitajo

A escupitajo limpio

Qué hermosura. No solo el fortasec que ha cumplido su cometido atajando la diarrea, sino estos paisajes. Si la Karakorum High way es hermosa, esta valle alejado de la circulación de vehículos, rodeado también por montañas nevadas y bosques de pinos es una maravilla.

babusar

El cocinero, el Babussar y el fortasec

El cocinero de mi cena en Chilas ha querido ser protagonista de estos días. Tras la cena de no se qué vegetales con alguna rara salsa, las visitas al baño durante la noche fueron habituales. Nada me guardé dentro de mí. No era lo mejor para empezar la jornada hacia el Babussar pass. Con el estómago vacío y náuseas avancé por el desfiladero que apuntaba al cielo desde el primer kilómetro. Los obreros que trabajan en la carretera me detuvieron. Decían que el paso estaba cortado. Pero no les hice caso y seguí.

montana desnuda

La montaña desnuda se deja ver con guía

Hace años una turista japonesa fue violada cerca del campamento base. La versión oficial afirma que murió de mal de altura. Este año una pareja checoslovaca que dormía en el campamento base fue asaltada a punta de pistola y perdieron casi 500 euros. El guía no pudo hacer nada. Estos hechos convierten al Nanga Parbat en una montaña peligrosa. Los habitantes del valle, en Rupal y Tarashing, ignoran el potencial que puede suponer el turismo. No quieren ni verlo.

Yaqob

Mr. Yaqob y el Nanga Parbat

A las once de la noche, el dueño del pequeño hotel llamado Medina, en Gilgit, está planchando ropa. Hace años que regenta este hotel desde que abandonó su oficio de mecánico de bicicletas.

balti

El fuerte de Balti y la verruga

Había una vez una princesa, ni muy hermosa ni muy olorosa, que vivía a orillas del río Hunza cuyas aguas lechosas bajan a toda velocidad hacia el abrazo de espuma de su hermano el Gilgit, para unirse ambos más tarde al gran río Indo.

Ir arriba