10. El plató de grabación: zona de confort

Por favor, matricúlate en el curso antes de empezar la lección.

Es curioso que le llamemos zona de confort cuando en realidad hace tiempo que ha dejado de serlo. Nos va apretando, nos va perjudicando y en vez de salir de ella nos autolimitamos. Cuesta menos parar a sacarse la piedra del zapato que ir encogiendo los dedos dentro del zapato.

Volver a: Vivir con Propósito > 2 LA PELÍCULA