Login

Register

Login

Register

dunas

Dunas de paz

Aprovechando la visita de mi amigo Portu alquilamos una furgoneta en la que vivimos seis dias. El primero no tuvimos demasiada suerte. Nada mas llegar al camping a las diez y media de la noche, encallamos. Pedimos ayuda a un par de locales pero sus manos no empujaron la furgoneta sino que pidieron dinero. Mal comienzo.

Pero un amanecer borra cualquier rastro de enojo.
En ese mar de dunas uno recibe tanta paz, que quisiera vivir alli para siempre. Pero sin agua no es posible. Tan solo algunos como el Orix lo consiguen.

Si el horizonte no es mas que un mar de arena y nos da tanta armonia, porque nos complicaremos la vida con dobles saltos mortales?

foto215 5sin foto215 6sin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Al publicar un comentario en esta web aceptas mi política de privacidad, donde puedes ejercer tus derechos.
Por defecto para publicar un comentario WordPress guarda tu nombre, email e IP.

Ir arriba