Login

Register

Login

Register

Etiopía

monasterios

Monasterios flotantes

Bahar Dar se encuentra a las orillas del Lago Tana. Es una ciudad muy calurosa y bastante grande. Para los turistas es un foco de atención debido a las antiguas Iglesias-Monasterios que se extienden por sus las islas del Lago. Algunas de estos monasterios, como Kibran Gabriel, están habitados exclusivamente por monjes, y las mujeres no pueden acceder a la Isla. Según me explicó uno de ellos que no recordaba cuando fue la última vez que vió un rostro femenino:
Para evitar la tentación

asko

Asko Center Children

Hay shows que tienen más que ver con la fe ciega que con la buena voluntad de las personas. La Embajada de España en Addis se ofreció a apoyarme en la organización de un show. El cónsul, Borja, incluso asistió a mi primer espectáculo en Addis. Conocía, por tanto, y valoraba mi trabajo de actuar para la gente más humilde de forma desinteresada, y desplazarme por el planeta en bici. Así me lo hizo saber desde el principio.

clown alianza

Un clown en la Alianza

Los primeros días en Addis, me dejé caer por la Alianza Francesa, un jardín de relax en mitad de la trepidante actividad de la capital. Estaban cerrando el programa de actividades de Abril, Mayo y Junio. Mi deseo era ofrecer mi espectáculo para un público diferente. No serían chicos de la calle, ni refugiados políticos, ni enfermos, sino todo aquél que pudiera costear los menos de 2 euros de entrada. A cambio le pedí a Guy, el director, un poco de dinero y un lugar para conectarme a Internet cada día. La gente que he conocido en la Alianza vale cien veces más que ese dinero. Compartía despacho con Aida, diseñadora gráfica que me presentó a su amiga Marsha, quien no dudó un segundo en ofrecerme un palacio (sin muebles pero palacio) para vivir.

harar

La mítica Harar

El calor se hace notar en cuanto te alejas 200 kms de Addis Abeba en dirección al Este. Hemos descendido mil metros, cuando, tras dos días de travesía llegamos a la mítica Harar. Ciudad medieval, totalmente amurallada, en donde se respira cultura musulmana. Como en la mayoría de las ciudades musulmanas, la vida está en la calle. Allí se comercia como en los tiempos del medievo. Se vende, se compra, y sobre todo se conversa. No hay prisa y el reloj es un artículo inútil. Comemos cuando tenemos hambre, y comemos lo que encontramos.

angel

Un ángel en Wukro

Ángel es un padre Blanco. Un misionero vasco que está dejando su vida en África. Lo hace porque cree que ayudar a los demás es lo único que puede dar sentido a nuestras vidas. Su compromiso con los más humildes no es propaganda de la Iglesia, es algo que hace en sus horas libres. Sus días tienen más de 24 horas, eso es verdad.

risas

Risas en el norte

Esta vez pude comprobar los efectos del show. Generalmente no me quedo mucho tiempo en los lugares donde actúo. Pero en Wukro pasé un día más. Ángel no pudo asistir al show, pues tenía una reunión con mujeres a las que había dado crédito. De 98 que debían acudir fueron sólo 11. Pero no por eso se le borró la sonrisa.

iglesias

Iglesias que te dejan de piedra

Cuánto sufrimiento, cuantas manos rotas, cuántas vidas de dolor para conseguir estas 11 hermosas Iglesias. La vanidad del hombre no encuentra límites ni en la sólida roca. Un príncipe sueña con ángeles y se levanta con la brillante idea de esculpir 11 Iglesias en roca. No le valían dos o tres, no, tenían que ser once. Lalibela es un lugar apartado del camino, y para apreciar esta belleza, al menos, hay que venir en autobús. En avión no hay solidaridad con los que se dejaron las manos en estas obras. En bus al menos te duele algo, te cuesta algo venir. Algo más que la entrada, que este año han duplicado (20 euros). A cambio ni un mísero plano, ni un mapa, ni un recuerdito.

pasion

Pasión!!!!

A los tres días de llegar a Addis, un domingo de religioso calor, tomé dos autobuses para llegar hasta Mekanissa. Allí los salesianos italianos tienen una gran escuela, y un proyecto con niños de la calle. Don Bosco street children. Una chica blanca me salió a recibir. Era una voluntaria aragonesa, Teresa, que lleva aquí varios años haciendo «deto´». Le conté mi proyecto, y mi idea de hacer allí mi show, pero se fue volando a repartir galletas a los niños y me situó en el tercio de varas ante el director Sandro. Un fortachón y bonachón italiano. No puso objeción para el show, y quedaron en hacer publicidad en la escuela, imprimir carteles…

Ir arriba