Login

Register

Login

Register

Ser una persona de éxito

Miles de seguidores en las redes sociales, un avión rotulado como biciclown, cientos de artículos publicados en varias revistas de bicicletas, libros y documentales publicados…, bien podrías pensar que yo…

Miles de seguidores en las redes sociales, un avión rotulado como biciclown, cientos de artículos publicados en varias revistas de bicicletas, libros y documentales publicados…, bien podrías pensar que yo soy una persona de éxito. No tiene deudas, de salud parece que está bien, y aparece sonriendo en la mayoría de sus publicaciones…, bien podrías creer que tengo éxito en la vida.

desayuno con vistas

 

¿Qué es el éxito?

Creo que la mirada de otros contiene la clave. Yo puedo sentirme enfermo, descontento con mis negocios, nostálgico…, pero a tus ojos tengo éxito. Guarda esto relación con un vídeo que subí hace poco en mi instagram, en el que parecía que venía de darme un baño en la playa, cuando en realidad venía de la ducha. Las redes sociales son un teatro de pueblo. En ellas hacemos creer que somos lo que no somos, que tenemos lo que no tenemos y que sonreímos cuando lloramos.

Tu me ves como me quieres ver. A veces me encuentro en persona con algún seguidor y me dice: «en los vídeos pareces más gordo o más alto o más…»

Te has formado una idea de mi, incluso física, que no es la real, y yo soy en parte el responsable de esa imagen porque muestro siempre el lado más brillante. Uno no sale a las redes sociales a balbucear sino a sentenciar. Sale peinado y con el corazón maquillado.

Para mi el éxito es la paz interior. Ir a dormir con la conciencia tranquila y sabiendo que si mañana el mundo arranca sin ti nadie te echará en falta, que no eres imprescindible, que no has dejado agujeros por tapar o deudas por pagar.

embarazod

 

¿Cómo tener éxito?

Si tuvieras que construir un caminito desde aquí hasta Pekin con granos de arroz, solo habría una forma de hacerlo. Ir colocando los granos, con calma y precisión, uno a uno en el camino.

El éxito es un castillo de arena que se tarda años en levantar y un segundo en destrozar. Desde el 2001 he tomado las riendas de mi destino, viviendo sin jefe y sin tener que rendir cuentas a nadie más que a mi conciencia. Si he publicado libros, si hoy estoy trabajando, es porque me gusta no porque me manden. Y lo hago porque me gusta el proceso creativo, no porque tenga en el mano una calculadora que me dice cuántas personas van a leer este artículo y cuántas de ellas acabarán comprando mis libros.

No miro las analíticas de mi web. No se cuál es mi cliente ideal ni cuánto tiempo alguien pasa de media suscrito en biciclown plus. Juro que no lo se.

Quiero creer, y lo creo porque a veces hay personas que me escriben diciéndolo, que he ayudado a las personas a convertir sus vidas en algo más sabroso. Eso es para mi éxito.

«Me llamo (…), hace unos años montaba en bici, practiqué cicloturismo y disfruté de esa gran experiencia.
Como aficionado al ciclismo, compraba la revista Bike y leía las historias de tus andanzas por el mundo con un pensamiento… qué grande es este tío!
Pero te escribo por otra cosa. Desde que empezó la cuarentena, mi ánimo decayó bastante. Tristeza por echar de menos a mi familia, por el miedo a perder el trabajo, por mi chica, que es auxiliar de enfermería y cada dia iba a luchar al hospital.
El caso es que quería darte las gracias por tu ayuda estos días. Si GRACIAS con mayúsculas. Por tus videos, por tu buen rollo, por la paz que transmites y por sacar una sonrisa a todos los que te seguimos.»

En el mundo del marketing se miden más los resultados que la forma de trabajar en conseguirlo. Antes de desgastar la suela del zapato caminando para ir colocando granos de arroz que lleguen hasta Pekin, evalúan las maneras más eficaces de hacerlo impactando en la población local, mejorando el impacto de la marca, aumentando los seguidores…

En mi nuevo libro, Dale una vuelta a tu mundo | Clownclusiones para vivir con propósito, explico las claves para no tener que ir a buscar el éxito, para que una mañana, mientras revuelves con una cucharilla el cafe, lo encuentres flotando junto a la nata. ¿No te gusta la nata en el cafe? Pues el éxito está pegadito. El éxito está al lado del trabajo, de las incontadas horas que me he pasado respondiendo correos, haciendo vídeos para youtube que luego alguien que no conoces y que puede tener una vida miserable llena de problemas, destroza con un solo comentario: «has perdido la frescura de los vídeos de la vuelta al mundo…»

comandantequiros

 

¿Cómo no deprimirse con los comentarios negativos?

Cuando alguien hacía antes un comentario negativo a lo que escribía o a mis vídeos, en seguida mi ego le daba caña, tratando siempre de convencerle de lo equivocado que estaba. No me conoces bien porque si no pensarías de otra manera…, era habitualmente mi pensamiento.

Hoy estoy más tranquilo. Lo leo y observo como mi ego se retuerce queriendo contestar. (Déjame a mi ya verás…) Le oigo decir. (Tranquilo le respondo, respira…) Y el ego se esfuma. Entonces pasado un día o dos, le contesto, le doy un abrazo y le dejo ir. En realidad lo que esa persona quería era protagonismo, lucha, confrontación, y al no dársela se va.

Salvo esas personas que atacan con insultos y cuyos comentarios elimino porque si no otra legión de seguidores se levantarían en armas contra esa persona y la bola seguiría creciendo infinitamente.

 

jara sobre el clown

 

No trabajes por el éxito sino porque te gusta lo que haces. No mires los resultados antes de terminar la faena.

Paz y Bien, el biciclown.

1Comentario

Lo sentimos, los comentarios están cerrados en este momento.