Login

Register

Login

Register

Recibe noticias del Biciclown cada mes

Redes sociales

La llegada a Oviedo en directo

(León). Una vorágine de acontecimientos estos últimos días están impidiendo que pueda siquiera pensar lo que estoy haciendo. Son tantos los correos, las solicitudes de última hora para ir a…

(León). Una vorágine de acontecimientos estos últimos días están impidiendo que pueda siquiera pensar lo que estoy haciendo. Son tantos los correos, las solicitudes de última hora para ir a la fiesta, los amigos que aparecen de repente, que no se en lo que me estoy metiendo. Imagino que el lunes, cuando se hayan ido la mayoría, el espejo me traerá las preguntas. Confío que la vida me brinde las respuestas como ha ido haciendo hasta ahora. Hoy he llegado a León y, como ha ocurrido en muchos de los últimos días o etapas, estoy alojado por un seguidor. Alguien que conoce casi mejor que yo los detalles de mi viaje. Hoy es Javier, días atrás fue Roberto. A todos quiero dar las gracias más sinceras y profundas porque percibo en su trato generoso y directo su cariño. Gracias amigos. También en el gesto de Mauricio de haber atravesado el Atlántico en avión y luego tomar un tren de Madrid a Salamanca para pedalear conmigo una semana. A pesar de no haber podido entrenar casi nada.

Amigos tengo a partir de ahora en cada curva. Algunos aparecen de improviso y otros aguardan, como el Portu, que ya ha llegado a León y me espera en un hotel para unirse mañana al grupo y así juntos disfrutar de las últimas pedaladas.

Cuando hace días vi por primera vez el cartel de Oviedo sentí vértigo. Tantos años por el mundo y ahora me encuentro a escasos doscientos kilómetros del punto de partida. El Pajares, el Puerto de Pajares, lo descenderé el sábado por la tarde. Ese día regresaré a Asturias. Allá en la cima volveré a ver a viejos amigos. Será a las 15h. Desde su cima bajaremos pedaleando hasta un restaurante en el que hace trece años pasé mi primera noche al salir de Oviedo a dar la vuelta al mundo. Será en Campomanes. Dormiré en el mismo suelo y mis miedos ante un mundo desconocido se cambiarán por mis miedos ante una vida desconocida. Ni idea de qué será lo que me espera. Tan sólo deseo que sea igual de imprevisto e incierto que hasta ahora. Desde que dejé que el destino guiara mis pasos no me ha ido nada mal. Diría que hasta me ha ido muy bien. Tomarte la vida como un juego en el que no hay nada que perder, o mejor dicho, en la que sabes que los has perdido todo, te permite mirar la vida de modo desafiante. Está bien, ya que me vas a ganar la partida, vamos a jugar con las cartas encima de la mesa. No tengo pensión de jubilación, ni casa, pero tampoco te voy a entregar mis años más saludables, ni mis horas, ni mis amaneceres, para obtener bienes materiales. Viviré al día, brindaré por cada rayo de sol, por cada comida encima de la mesa, daré las gracias por cada día que el viento sople en mi espalda y si la bici se pincha, recordaré que soy un privilegiado por tener parches y saber arreglar esa pequeña avería. No, no, me voy a quejar si hace frío o no encuentro un buen lugar para dormir. Es la vida que he elegido. Otros han querido pagar la hipoteca. Yo he querido vivir al día, desafiando a la vida, enfrentándola con la intuición como arma y con la sonrisa como edulcorante.

Cuando hoy me ha parado la Guardia Civil en una carretera casi vacía, con un arcén por el que cabía un coche, recriminándome por no llevar casco, pidiéndome mi documento de identidad y casi redactándome la multa, he pensado: Bien, esto es parte del juego, una prueba más. He conseguido librarme de la multa y también a mis compañeros. La ley es estúpida y es imperfecta, pues está redactada por un ser humano que posiblemente nunca ha andado más de 50 kilómetros seguidos en bici. ¿Qué sentido tiene que obliguen a un ciclista a llevar casco y no lo hagan de igual modo con alguien que camina por esa misma carretera haciendo el camino de Santiago? ¿Acaso ir en bici te hace más vulnerable que ir caminando? ¿Cómo es posible que la ley ni siquiera mencione el espejo retrovisor cuando a mi me ha salvado la vida en más de una ocasión? ¿Por qué en países que usan 500 veces más la bici que nosotros no se obliga al casco, por ejemplo Holanda o Dinamarca, y nosotros sin embargo multamos a los ciclistas que se juegan la vida en la carretera?

Todas estas preguntas me bombardeaban la cabeza cuando Jesús, el Guardia Civil, me pedía el pasaporte. Pero he tenido que morderme la lengua, pedirle disculpas, y quitarme el turbante que me estaba protegiendo del frío para atarme el casco. Me siento igual de desnudo e impotente con casco o sin él. Lo que quisiera es que los coches me respetaran, lo que desearía es que la Guardia Civil me diera una botella de agua y un trozo de empanada por en bici, como reconocimiento a mi esfuerzo y a mi contribución con este mundo que poco a poco nos estamos cargando. Jesús y Fernando van en coche multando a ciclistas para hacer que el mundo sea más seguro. Hace 13 años que no piso un hospital español. Si me tuvieran que ingresar por un accidente por haber sido atropellado por un coche, ¿Se enfadaría alguien si no llevo casco? ¿No habría que molestarse porque el sistema sanitario pague el tratamiento de cáncer de pulmón a alguien que ha estado fumando decenas de años a sabiendas de que fumar provoca cáncer? Le avisamos de que fumar le va a matar y luego le pagamos el tratamiento. ¿No es posible crear un sistema que impida usar el móvil mientras se conduce? Bastante más peligroso me parece eso que ir sin casco. Pronto nos obligarán a ir también con rodilleras.

Parece que sólo el payaso es capaz de reconsiderar las normas, de leer el libro del revés, de sentarse de otra manera en la silla. El ser humano occidental con el que trato últimamente da por hecho que las cosas son de una manera y, aunque piense que están mal, las deja como están porque cambiarlas requiere mucho esfuerzo, requiere enfrentarse con muchas personas.

En el año 2001 vi cómo mi vida iba encaminada hacia lo que llaman en este sistema la normalidad: casarse, tener hijos, pagar la hipoteca, jubilarse…

Pero me negué. Mi sueño era otro y aunque era un camino incierto y seguido por muy pocos me arriesgué. A punto de terminar esta etapa puedo decirte que han sido los mejores años de mi vida. He disfrutado de placeres tan simples y a la vez tan obviados, como un vaso de aguar tras cruzar un desierto. Mis lujos son tan simples que unas lonchas de jamón serrano me pueden provocar una sonrisa de 180º. Si tu piscina es muy grande necesitaras mucha agua para llenarla, pero si es un simple balde, muy rápido tus pies estarán a remojo. Es más simple disminuir tus pretensiones que tratar de cumplirlas. Mi objetivo en el 2.004 fue recorrer el Mundo. Bastante pretencioso, cierto. Pero hoy, 2.017, reconozco que no lo he recorrido entero. Pero de momento ha sido suficiente. Necesito parar, escribir un libro de los últimos años (será mi séptimo libro), hacer algún documental, aprender a tocar el acordeón, y revisar las miles de fotos que he tirado. He vivido tanto que a veces pienso que me falta reposar lo vivido. Ahora es tiempo de reposo, de hacer balance, de juntar las piezas del puzzle que he ido reuniendo en estos trece años y de seguir dando gracias. Tal vez consiga despertar a alguien más para que siga sembrando sonrisas y sueños por el mundo. Sobran leyes y faltan soñadores. Sobran palabras y falta silencio.

Paz y Bien, el biciclown.

 

P.D. Haremos un Facebook Live el Domingo a las 12 am para que todo el mundo pueda ver la llegada. Basta seguirme en mi página del FB.

20 Comentarios
  • Victor
    Publicado a las 01:17h, 17 noviembre

    No tengo palabras para describir lo pequeño que me siento después de leer lo que acabas de escribir.

    Encontrarás tu camino, la intuición te guiará una vez más, estoy seguro.

    Un fuerte abrazo. El domingo volveremos a encontrarnos.

  • Juan Pimienta
    Publicado a las 01:41h, 17 noviembre

    Sos tan grande Alvaro, por tu culpa mi viaje tiene fecha de salida. Te mando un apretado abrazo desde Montevideo. Estaremos atentos a tu llegada el domingo. Salú!!!!

    • Álvaro Neil
      Publicado a las 18:06h, 17 noviembre

      Es lo mejor para no arrepentirse. Marcar la fecha.

  • Corto
    Publicado a las 15:19h, 17 noviembre

    Ni mil normas absurdas podrán con la valentía de un soñador sea cual fuese las consecuencias mundanas de este sistema y los que se encargan de el.

    Gracias por tanta felicidad que nos has regalado en estos años leyéndote tus libros y crónicas…

    • Álvaro Neil
      Publicado a las 18:05h, 17 noviembre

      Gracias por ser un seguidor activo!!!

  • Salvador
    Publicado a las 20:23h, 17 noviembre

    Te seguí cuando cruzaste el Pajares hacia el sur y ahora te sigo cuando lo vas a cruzar hacia el norte.
    Cuidado con la bajada Biciclown !

    Desde Suiza. Con cariño.

    • Álvaro Neil
      Publicado a las 08:53h, 18 noviembre

      Gracias Salvador. Un abrazo hasta Suiza. Dos amigos vendrán a la fiesta desde allá.

  • Roberto Sustaita
    Publicado a las 03:58h, 18 noviembre

    Felicidades Álvaro que felicidad que cumplas una etapa mas de tu vida y en nuestro corazón sabemos que habrá mas del BiciClown de lo que hagas o realices, muchas felicidades y aquí tienes un amigo en Chiapas – México, gracias por compartir tu día a día.

    • Álvaro Neil
      Publicado a las 08:53h, 18 noviembre

      Un abrazo hasta esa tierra tan hermosa.

  • Javier
    Publicado a las 10:46h, 18 noviembre

    Durante mi infancia, un cartel con la conocida imagen de Albert Einstein sacando la lengua presidía la cabecera de mi cama. La frase del genio que acompañaba la foto decía: ” Nunca vayas contra tu conciencia, aunque ella te lo pida”. Enhorabuena, Alvaro, lo estamos consiguiendo…

  • El afinador
    Publicado a las 00:44h, 19 noviembre

    Empecé a seguirte cuando cambiastes la bici de alumnio en Sevilla, porque se te quedo blanda! Increible viaje ! Te envidio sanamente!
    Un abrazo grande de bienvenida

  • alberto Fernández
    Publicado a las 12:13h, 19 noviembre

    Eres un ejemplo a seguir en este sistema podrido lleno de consumismo y de reglas a seguir, el año que viene si el destino quiere emprenderemos una aventura mi pareja y yo por este mundo, en bicicleta o mochila aun esta por decidir pero sin fecha de regreso, quiero superar esos miedos que nos implantan desde pequeños y sentirme libre no es un derecho sino una obligacion saludos desde palencia aunque soy de sahagun en leon,me
    gustaria que me dieras un pequeño consejo de sabio para este viaje sin fecha de vuelta,un abrazo alvaro y gracias por estos años que nos brindado de humanidad

  • alberto Fernández
    Publicado a las 15:00h, 19 noviembre

    Hola alvaro muchas felicidades por tu aventura y muchas gracias por esa humanidad que nos transmites,el año que viene mi pareja y yo emprenderemos una aventura que nos llevará por el mundo sin fecha de regreso de momento,gracias a ti nos ayudado abrir ese camino lleno de piedras y baches,nos gustaría ir en bici pero si no será con mochila,nos gustaría un consejo para ver si nos acabamos de decidir,sentirse libre es una obligacion saludos desde sahagun un pueblerino de leon

  • maricel
    Publicado a las 00:01h, 20 noviembre

    Des de Catalunya, una admiradora de la teva valentia.
    Tant de bo pogués un dia veure’t en persona.
    I ara podràs TORNAR-TE SEDENTARI?

  • amparo gutierrez
    Publicado a las 13:36h, 20 noviembre

    Alvaro, mil y mil gracias por tu blog, escribes con el corazon, los -dioses permitan que sigas cumpliendo tu sueño, tu vida, de verdad eternemente agraddecida.

  • Ernani Leone
    Publicado a las 17:15h, 21 noviembre

    Ya tenemos que buscar un sucesor para el ex-ciclonauta Álvaro… Las rutas del mundo no pueden quedarse vacías!

    • Álvaro Neil
      Publicado a las 17:38h, 21 noviembre

      ¿Qué tal tu?

  • Ernani Leone
    Publicado a las 17:21h, 21 noviembre

    Pero también: “la mejor manera de viajar es de no salir de tu casa 🏠” escribió Confucio. A la epoca los pedales no existían.

  • David Foody
    Publicado a las 16:10h, 22 noviembre

    Siempre didácticas y reconfortantes, tus palabras.
    Un abrazo, Álvaro!

  • ChemaZ
    Publicado a las 18:35h, 22 noviembre

    Absurda totalmente la legislación del casco en España, como bien dices hecha por gente que no ha montado en bici nunca.

    Realmente emocionante la forma en la que has seguido tus sueños y gracias por hacernos partícipes desde hace años. Te deseo lo mejor en tu nueva vida.