Login

Register

Login

Register

Recibe noticias del Biciclown cada mes

Redes sociales

Dubai Travelers Festival: reunión de locos

(Creta) Hay países en los que se de antemano que voy a estar un tiempecito. Grecia por ejemplo. El invierno ha llegado al hemisferio norte y no hay cómo pedalear….

(Creta) Hay países en los que se de antemano que voy a estar un tiempecito. Grecia por ejemplo. El invierno ha llegado al hemisferio norte y no hay cómo pedalear. Oscurece a las 5 y amanece casi a la 8. Llueve, hace un frío del carajo y debo hibernar. Aunque al llegar a Atenas lo hice acompañado por un sol milenario y hasta la Acrópolis lucía hermosa, no me quiero engañar. Esto es invierno. Me recibieron los brazos y cariños de Martha Moreleón, amiga de mi amigo José  a quien conocí en Líbano en el 2008 y que me acompañó a la guitarra en mi espectáculo en Palestina. José vivió en Grecia muchos años y escribió a sus amigos para que le abrieran las puertas al clown. Martha y su hermana Nora, de México, lo hicieron con gusto y amor. Nora es junto a su pareja Pere, dueña de una academia de Español, Abanico, en la capital y organizó una de mis conferencias. La misma que ofrecí al Instituto Cervantes de Atenas semanas antes y que decidieron no organizar por falta de medios. Yo creo que es más por falta de espíritu. A la charla en Abanico acudió el corresponsal de la CNN de Grecia que elaboró después este reportaje.

838-metros

La torre más alta del mundo, 838m, esta en Dubai

Dos días después y con la ayuda de la suerte, volaba sin bici hacia Dubai. El Festival de viajeros de Dubai me había invitado a participar. Una semana sin preocuparme de dónde dormir o qué desayunar. Pero no exenta de algunos sustos. El primero nada más abordar el avión. Mi pasaporte caducará el 12 de marzo del 2017 y el personal de seguridad del aeropuerto me comentó que debía tener al menos una validez de tres meses. Si llego a volar un día después no se si me hubieran dejado. Hoy era 12 de diciembre de 2016.

Al llegar a Dubai a las diez de la noche, sin bici ni alforjas, pensé que habría alguien de la organización para llevarme al hotel. No tenía ni idea de dónde estaba ubicado. A la salida del aeropuerto había decenas de personas con cartelitos y nombres de lo más diverso. Ninguno decía Alvaro Neil o biciclown. No estoy acostumbrado a depender de otros ni a dejar al azar mis noches de blanco satén. El taxi al hotel bien podría costar cuatro veces mi presupuesto diario y esto era un desastre para mi. Un chico de Tanzania que trabajaba en una agencia de viajes me permitió llamar al hotel que aceptaron a hacerse cargo de los gastos del taxi. Al llegar al hotel Hasan de la organización del Festival me dio un abrazo y el dinero del taxi. En la recepción había ya varios viajeros que habían venido al evento. Kazhu un japonés que lleva ocho años encima de la bici y se viste de samurai para sacarse fotos espectaculares, Ralf y Laia que recorrieron África más de cinco años en una vieja camioneta de bomberos, Joost, un holandés que se fabricó un coche que funciona con leña, y más tarde una avioneta con la que cruzó África, Nico, el argentino que saca fotos maravillosas y viaja también en bici y a quien escribí en el 2010 cuando pasé por China (él vivía allá como arquitecto) pero no le pude conocer, Ivan y Berth dos octogenarios que recorrieron la ruta de la seda en un escarabajo dos veces con el mismo auto y con cuarenta años de diferencia entre ambas aventuras, Capuchine, la francesa que cruzó el Atlántico en un velero de pesca de Bangladesh sin equipos electrónicos y achicando agua en cada ola, dos primos de Italia que metieron en un pequeño Fiat 500 todos sus sueños , o los Zapp.

Herman y Candelaria Zapp, que desde el 2000 van con su autito de museo por el mundo, llevando alegría y demostrando que soñar es la única opción de vivir plenamente la vida y a los que les nacen hijos por el camino. Ya van cuatro. Aquí su vídeo.

Durante seis días compartimos nuestras experiencias, nos conocimos y nos disfrutamos. Es evidente que cuanto más ha viajado uno menos quiere hablar de si mismo y más quiere oír a otros. Cansados como estamos de contar batallitas preferimos que sean otros los que tomen la palabra. Con los Zapp por ejemplo la conversación seria no tenía cabida y eran todo bromas y risas. Salvo para la pequeña entrevista que les hice.

Los organizadores hicieron un gran esfuerzo porque todo estuviera en su lugar pero con tanto viajero era difícil mantener el programa. Pronto nos dimos cuenta que aquéllo era mucho más relajado de lo que podía parecer y nos dejamos llevar por la melodía sincopada de horarios flexibles.

los-zapp

Los Zapp con el responsable mayor del evento Awad Mohammad Mojrin

 

alvaro-leonardo-china

Shangai (China), 2010 finales

Tuve la suerte incluso de reencontrarme con un viejo amigo a quién conocí en Shangai. Alvaro Leonardo que me alojó durante semanas en Shangai y que ahora vive en Dubai. Me despedí de mi amigo en el 2010 y me reencuentro con él, ya casado y con un hijo en brazos. Aquí nadie pierde el tiempo.

img_20161216_155737

Dubai (UAE) 2016 finales

De vuelta en Atenas he recibido algunos repuestos de vital importancia para continuar viaje como los infalibles neumáticos Schwalbe Marathon Mondial que si deseas puedes obtener junto a una amplia gama de cubiertas en bikester, una nueva cámara de acción que me envía Robisa, una camisa de trangoworld para sustituir la que he usado durante un año y medio, aceite para el Rohloff y nuevos guantes de Spiuk. Sin el apoyo de mis amigos y patrocinadores todo este proyecto sería mucho más difícil.

Hemos también finalizado el envío de los Calendarios 2017 a los mecenas y ya sabes que si lo deseas puedes aún comprar el tuyo aquí.

15665922_10211472988729776_8891991450683072416_n

El calendario en el escritorio de mi amigo Sergi

Hoy he llegado a Creta donde intentaré escribir algún libro que tengo a medias. He sido alojado por un francés que fuma como un desalmado y para quien debo trabajar 12 horas a la semana a cambio de una cama y algo de comida. Le contacté por medio de couchsurfing y deseo que la relación sea sin humos y productiva. Pero de mi futuro se apenas que lo puedo modificar.

Paz y Bien, el biciclown.

stand

Cada viajero tenía su propio espacio

4 Comentarios
  • diegofutbolero
    Publicado a las 17:04h, 21 diciembre

    Espero con ansias que me llegue mi calendario, a ver si me ayuda a tomarme una pausa de la locura que es vivir en este país tan consumista como los Estados Unidos.

    • Álvaro Neil
      Publicado a las 17:35h, 21 diciembre

      Consumista o Comunista, jajaja

  • ricardo santiago vergara balcarce
    Publicado a las 23:56h, 24 diciembre

    Que buenas historias Alvaro, que solo la pueden vivir algunos que se atreven a viajar en bici o de otra forma.

    • Álvaro Neil
      Publicado a las 10:37h, 25 diciembre

      Así es amigo, arriesgarse es siempre positivo.