Login

Register

Login

Register

Balance del 2015

Desde Ilhabella, Brasil. Un año nuevo parece ser un borrón y cuenta nueva. Una oportunidad para comenzar aquéllas clases de inglés olvidadas, renovar la suscripción al gimnasio y revisar tu…

Desde Ilhabella, Brasil. Un año nuevo parece ser un borrón y cuenta nueva. Una oportunidad para comenzar aquéllas clases de inglés olvidadas, renovar la suscripción al gimnasio y revisar tu vestuario arrojando a la basura aquéllas prendas que no has vuelto a vestir desde mucho tiempo.

Puede ser que tenga que ver con mi vida nómada pero no siento que deba hacer ese tiempo de cambios en mi día a día. De hecho, ha comenzado el año y sigo haciendo lo que venía haciendo en el anterior: escribir, pensar, sentir, observar y trabajar.
Pero hay algo bueno del cambio de año y es el balance. Aunque mis balances suelen ser diarios, al ir a dormir y cerrar los ojos rememoro lo que he hecho ese día y hago ajustes en la máquina para el día siguiente, el fin de año permite balances generales.
Vamos a ello.

Enero 2015. Tras ejercer de Bolipapa (la versión de Papa Noel de la organización BolaRoja en Lima-Perú) volé a Cusco para reencontrarme con Karma y continuar viaje hacia Bolivia, pero antes encontré al gran Giovanni de la casa de ciclistas de Juliaca en (Perú). Accedí a Bolivia a través de la ciudad de Copacabana a orillas del Titicaca. Otrora un lugar romántico hoy pasto de la globalización.

Febrero 2015. Entré a Chile por pasos de 4.000m, una zona de termas duras y atractivas para pieles curtidas. Me quedé sin comida y tuve que recurrir a la ración de combate del ejército chileno.

Marzo 2015. Mi viejo amigo el desierto de Atacama me volvió a recibir como lo hizo en el 2002, y también la ciudad de Iquique en cuyo centro reformatorio de menores di una charla.

Abril 2015. Incursión en el norte de Argentina para volver a comer facturas y asados.

Mayo 2015. De nuevo Chile y espectáculo para un colegio humilde de los salesianos, charlas, y reencuentro con el amigo Carmelo en la capital. Descenso al sur por la carretera austral y la ruta 40.

Junio 2015. Más reencuentros emocionantes como con el amigo Rubén que había conocido en Venezuela en 2002. Llegada a Ushuaia casi en invierno y con frío. Hermoso video de esos momentos.

Julio 2015. Patrocinado por la agencia de turismo de Tierra del Fuego, puedo volar a Buenos Aires y celebrar mi cumpleaños en Rosario con mi gran familia del centro asturiano y buenos amigos que tengo en la ciudad del Che (y de Messi). Karma recibió un lifting.

Agosto 2015. Atravesando las cataratas de Iguazu entro a Brasil, vuelvo a ver al amigo Mauricio, conozco a Helga, y hago algunas entrevistas en Sao Paulo.

Septiembre 2015. Participo en el 7 encuentro de payasos de Belo Horizonte, doy más charlas y desciendo hacia Rio para reencontrarme con André Pinnola que conocí en el 2003.

Octubre 2015. Busco un lugar para quedarme en Brasil y escribir algún libro. Lo encuentro en Ilhabela.

Noviembre 2015. Duro trabajo en el nuevo libro y en el renovado canal de Youtube.

Diciembre 2015. Helga me acompaña en la escritura y en el camino, y lanzo el libro nuevo Una declaración de intuiciones, financiado por 296 personas en verkami.

El balance final no es más que la suma del balance diario. El mío es de diez. El 2016 lo tiene complicado para superarlo, pero lo intentaré.

Paz y Bien a todos los que me acompañais en este viaje que, ahora si, parece concluirá en el 2.017.

15 Comentarios

Lo sentimos, los comentarios están cerrados en este momento.