Login

Register

Login

Register

Recibe noticias del Biciclown cada mes

Redes sociales

Detenido en Venezuela

Sólo hay algo peor que una dictadura; un régimen que se venda como democrático, pluralista y abierto, cuando en sus venas corre no obstante sangre de venganza, discursos de autoritarismo y genuina represión policial y militar en las calles. Más de un mes ya en Venezuela y ha tenido que ocurrir un lamentable suceso en el pueblecito de El Cobre en Táchira, para experimentar en mis propias carnes, la sinrazón de este gobierno bolivariano al que Chávez dejó huérfano de liderazgo. En la televisión del gobierno he escuchado al actual presidente, Maduro, hablar de Paz un día y al otro hablar de mano dura, sin concesiones, contra la derecha fascista. Si el castillo no tiene fantasmas los turistas no accederían, así que Maduro resucita viejos fantasmas, usando lo que siempre ha funcionado en todo el mundo para mantenerse en el poder: meter el miedo en el pueblo.

Día tras día hemos recibido la cordialidad, el calor y la ayuda del pueblo venezolano. Si no era Octavio, un mecánico, que nos regalaba 50 bolívares y unas empanadas riquísimas, era Luisa que nos invitaba a un hotel en Bailadores, o Richard que mandaba a su hijo al piso de abajo para que nos dejara su cuarto…, y así una tras otra. Lo que voy a relatar y que ha ocurrido en El Cobre no empaña en absoluto (faltaría más) toda esa hospitalidad, es una anécdota de cómo un policía ejerce un abuso de autoridad ante un pueblo que asiste callado, posiblemente en desacuerdo con ese policía, pero que tiene en la boca un bozal de arepas como dice mi amigo Neudy y no va a salir en defensa del extranjero.

Habíamos subido ya a más de 2.000 metros. La calle principal de El Cobre es de una pendiente del 10%. Hay que luchar con todos los músculos, agarrarse fuerte al manillar, y tirar de riñones, de pulmones y hasta de la próstata, para avanzar sin caerse. En la plaza del pueblo la Iglesia de San Bartolomé, pintada de amarillo y azul, es como un faro que se ve desde abajo y que no parece nunca llegar. Casualmente San Bartolomé blande en su mano derecha un cuchillo, todo un símbolo de paz cristiana.

En una plaza a las afueras de la alcaldía estaban repartiendo bolsas con comida. El actual régimen de uno de los países principales productores de petróleo del mundo ha conseguido, con su política de control de precios, que los supermercados estén desabastecidos. Con un salario mínimo de 3.200 bolívares el ser humano recurre al contrabando para llegar a fin de mes. A mi amigo Richard de La Grita eso le parece deplorable. El nunca lo ha hecho y su ejemplo, siendo admirable, es de una heroicidad que no tiene muchos seguidores. El contrabando es tan sencillo como acudir al supermercado y comprar toda la harina, arroz, aceite, papel sanitario…, que puedas, para luego introducirlo a Colombia. Para hacer esa compra solo hay que aguardar a esos días felices que llega el camión con la mercancía y tras hacer unas colas que te harán crecer al menos dos centímetros. Cualquier vecino que por dignidad o porque tiene que ir a trabajar, no puede hacer la cola te comprará la harina que tu pagaste a 7 bolívares por 40. Con un par de colas a la semana ganas ya más que el salario mínimo. No es extraño que mucha gente haga acopio de alimentos para negociar con ellos, aunque esté prohibido, a sabiendas además de la corrupción existente. Si el inspector va a la bodega y descubre que venden leche a precio superior al regulado debería denunciar al dueño, pero con un poco de dinero por debajo de la mesa hará la vista gorda. Eso mismo lo he visto en Cuba y es lo que ocurre ahora en Venezuela.

Bajé de la bicicleta y fui con mi cámara Ion Pro Plus (tan discreta que parece una linterna) a grabar cómo repartían unas bolsas con aceite y arroz al pueblo. No estuve más de treinta segundos grabando. Cuando regresé a la bicicleta un policía vino a paso rápido hacia mi.

“Deme su cédula”

“No soy de aquí, no tengo cédula, y no he hecho nada malo para mostrársela“, fue mi respuesta.

“No se resista a la autoridad y deme su identidad“, insistió.

“Yo no he hecho nada malo, estoy en la calle del pueblo y si le muestro mi pasaporte usted me lo va a quitar. Sin un abogado delante no se lo muestro”.

“Acompáñeme al cuartel”

La gente no se acercaba, a pesar de ser mucha la que había, mantenía una distancia prudente, y un rostro tan hermético como cómplice. Yo les miraba y hasta les pedía ayuda, pero nadie se movió.

“Traiga su bici al cuartel y acompáñeme ahora mismo”, seguía insistiendo el policía.

Busqué el pasaporte, se lo mostré, y le dije:

“Aquí puede ver mi identidad y verificar que estoy legal en su país. No hace falta ir al cuartel para comprobarlo”.

“No, deme el pasaporte, y acompáñeme al cuartel“, seguía erre que erre.

Le di el pasaporte, se lo metió en el bolsillo y se fue al cuartel.

Allí me quedé en la calle que continuaba llena de gente. Todos miraban para mí excepto cuando yo miraba para ellos. Una mujer, que dijo ser la esposa del alcalde, acudió a hablar conmigo. Le expliqué lo sucedido (mejor dicho que nada había sucedido), y le dije que esa situación era un triste recuerdo para un turista que visita Venezuela y en concreto El Cobre. La mujer trató de explicarme que el policía era la autoridad…; entonces regresó el policía.

“Le estoy esperando para venga al cuartel”, me dijo.

“No voy a ir al cuartel con usted, porque no he hecho nada malo. Por favor devuélvame el pasaporte”.

La mujer del alcalde intervino para sugerir que podíamos ir a la alcaldía y que un abogado vendría con nosotros. Sin mi pasaporte no podía salir del pueblo y comprendía que sólo me quedaba aceptar esa opción.

Entramos en la alcaldía la mujer del alcalde, un hombre que decía ser abogado, otra mujer que no se quién era y el policía. En ese momento me dio su nombre, que llevaba preguntándole desde el inicio. Era el Oficial de la Policía Nacional Hernández.

La discusión que sigue no tiene gran interés, salvo para concluir que no es posible que un turista saque fotos o grabe un video en la plaza de un pueblo de Venezuela. A pesar de que ni el lugar que grabé era una instalación militar o estratégica, ni había aviso alguno de no sacar fotos, ni nadie me indicó que no lo hiciera. Si el Oficial Hernández me hubiera dicho simplemente:

“Guarde su cámara por favor” en vez de “Deme su cédula“, no estaría escribiendo esta historia.

En un momento de la charla dentro de la alcaldía yo estaba rodeado por tres policías nacionales, dos de la guardia nacional bolivariana, y cuatro civiles. De no llevara más de diez años por el mundo enfrentándome a todo tipo de seres humanos es posible que ese acorralamiento, esa encerrona, me hubiera puesto nervioso. En ese momento sólo pensaba en cómo un uniforme y la falta de sentido común de un funcionario puede terminar en una situación tan lamentable. He vivido en mi propia piel en Venezuela como la autoridad puede ser abuso de autoridad y, lo que me parece más peligroso, como un pueblo asiste impávido a ese comportamiento a sabiendas de que es irracional.

Cuando salía de El Cobre varias personas se me acercaron para pedirme disculpas y para decirme que ese Oficial no cae muy bien en la población. Lástima que no lo hubieran dicho antes, cuando era necesario. El salvavidas al naufrago no le sirve cuando está dos metros bajo el agua.

Sólo caben estas posibilidades para que Venezuela vuelva a vivir una situación de normalidad:

– Que haya más tipos como Richard, que no hacen contrabando con la comida o la gasolina. Me temo que hace falta ser muy optimista para pensar que esto es posible.

– Que el gobierno admita su errónea política económica y sitúe el precio oficial del dólar en 30 ó 40 bolívares en vez de los 6 que está ahora. En el mercado negro obtienes fácilmente 65 bolívares.

– Que el gobierno libere a todos los presos políticos (como Leopoldo López del partido opositor o varios alcaldes de partidos opositores encarcelados) y a cientos de estudiantes presos por manifestarse en contra de la política del gobierno.

– Que el gobierno asuma que el pueblo está sufriendo porque faltan los alimentos fundamentales. Los agricultores de la provincia del Táchira han acordado la “hora 0”. Ningún camión con alimentos podrá pasar de Bailadores hacia Mérida. Siendo esa provincia una de los graneros del país eso va a suponer un duro golpe para el gobierno:

“Cuando se queden sin comida ya negociarán” exhortaba uno de los líderes de los agricultores en la reunión en la que se acordó el bloqueo.

– Que Venezuela vuelva a ser un país seguro. Hace días estaba sentado en la consulta de la Clínica Jato, en Maracaibo, haciéndome una limpieza y acompañado por mi amigo Antonio. Semanas después era Antonio el que se estaba haciendo la limpieza, tumbado en la misma silla odontológica en la que yo estaba. Mientras tenía la boca abierta y la doctora estaba eliminando el sarro, un tipo armado con una pistola y acompañado de tres mujeres irrumpió en el consultorio y, a punto de pistola, les robó, los encerró en el baño y se fue.

Las protestas y los bloqueos de las calles que he visto en Mérida y Maracaibo, no son fruto de ninguna derecha fascista. Son el resultado directo de lo que hace un pueblo (en Venezuela, en Ucrania, en Congo o en Sevilla) cuando no hay comida y falta seguridad en la calle.

Si yo fuera presidente de un país con semejantes reservas de petróleo, con un campo que produce alimentos suficientes llenar las bocas de todos los habitantes, con unos paisajes que atraerían turistas de todo el mundo, y con una calidez de sus habitantes tan extraordinaria y, sin embargo, lo que hay es un desastre de país no dudaría en bajar la cabeza y reconocer la mala gestión. Lo contrario es amar al poder más que un niño una piruleta.

Paz y Bien, el biciclown

Clínica Jato en Maracaibo

23 Comentarios
  • Antonio
    Publicado a las 21:30h, 26 marzo

    Que tristeza, que tristeza!!!!! Tal cual lo has escrito, tal cual es. Tanto tú como yo hemos sido los desafortunados protagonistas de una locura que ya abarca a todo el pais. Y lo más desafortunado es que ya todos lo sienten como sentia Hannah Arendt que actuaba la dirigencia nazi y hasta la sociedad completa de la época…. \”La levedad del mal\” . El chavismo está volviendo el mal en algo leve y aceptable. Pobre pueblo sumiso! Que sigas teniendo en tu viaje por todo el mundo Paz y Bien, los venezolanos aún tendran poca paz y mucho menos bien

  • Diego
    Publicado a las 22:59h, 26 marzo

    Lamentable la situación, similar a la que cientos de personas que se mueven por España y en concreto Lavapiés soportan a diario. He visto policias en Malasaña mas detenciones por portación de cara que en cualquier otro barrio que me instalé. Los CIES están a pleno… El mundo es tan variado como dinámico. Ojalá no tengas más líos por cosas tan absurdas. Un saludo y a seguir rodando 😉

  • Educar
    Publicado a las 23:23h, 26 marzo

    Es una lastima que tengas que pasar por todo eso, y sobre todo que un pueblo entero tenga que pasar todo eso. No hay mal que dure 100 anios, ni pueblo que lo resista.

  • Vanderlei Torroni
    Publicado a las 02:26h, 27 marzo

    Força Alvaro, como esta você agora. Manda noticias para os Brasileiros..

  • Cristina y Horacio, Pablo y Soledad
    Publicado a las 02:40h, 27 marzo

    Que triste experiencia… son terribles los que se apoderan del poder y no tienen dialogo con nadie.. son absolutistas y omnipotentes… terribles situaciones que se generan dia a dia y cuando alguien opina diferente… alli, muestran las uñas…pobre Venezuela….les mandamos un abrazo y salgan lo más rápido posible besos Cris y Horacio

  • Goizalde Goiri
    Publicado a las 04:48h, 27 marzo

    Te salvaste por los pelos de la locura de los muchos ineptos que conviven en este resistente país, que clase de personajes estos policías nacionales con MUY poca vocación y cultura para atender necesidades de los ciudadanos. Así, Así son las cosas hoy en día en Venezuela.
    Adelante…. Te queremos un montón Biciclown

  • RICHARD CASTAÑEDA, QUITO- ECUADOR
    Publicado a las 05:32h, 27 marzo

    Espero que las personas que lean no se lleven una mala impresión de Venezuela, país de 30 millones, el 60% respalda a Maduro. Hermanos que avanzan pero al que se critica sin piedad. (Panamá tiene protestas por privatizaciones, matanzas, desalojos. Martinelli lo hizo paraíso fiscal pero ni una letra. Espero que los lectores contrasten la información, que escojan la verdad. Soy honesto,cumplidor de la ley, profesional con una familia hermosa; trabajo en acción social por vocación. Pero no dudaré un momento en defender con mi vida a Maduro por todo lo bueno que hace por su pueblo. Igual con Evo, Cristina, Wilma, Mujíca. Latinoamérica lucha contra el capital y no permitirá colonialismos otra vez. La OTAN prepara invasión como a Libia, Siria, solo por querer liberarse de las Derechas Facistas. Ahora sé que al pasar por Ecuador, Argentina, Bolivia, Uruguay todo serán quejas. Me arrepiento de haberlo ayudado en Quito. Que le vaya bonito. No me dejaré manipular ni ver que dañen a mis hermanos.

  • Ing. Jose Barredo
    Publicado a las 13:01h, 27 marzo

    Hermano lastima que estuvistes tan lejos de mi ciudad en Venezuela me hubiera encantando compartir contigo. Tu articulo es la realidad pura y dura que estamos viviendo todos los Venezolanos. Un gran Abrazo.

  • juan celis
    Publicado a las 00:25h, 28 marzo

    Hola alvaro y martina, gracias a Dios no fue peor y lo que dices es asi esa es la realidad, deberiamos estar ala altura de dubai.
    bueno pues que disfruten de colombia, paz y bien para ustedes.

  • Alvaro, el biciclown
    Publicado a las 01:54h, 28 marzo

    Siempre habrá alguien que dirá que esto es un video manipulado por la derecha fascista. Grabado desde un edificio en Venezuela, Zulia, se aprecia como los colectivos armados (por el régimen actualmente en el poder) destrozan ante la presencia de la Guardia Nacional Bolivariana.
    Mis escritos no tiene color político, sólo tienen el color de lo que veo.
    https://www.youtube.com/watch?v=-gmsTXibBqg&feature=youtu.be

  • Óscar BCN
    Publicado a las 18:24h, 28 marzo

    Álvaro siempre sales airoso de todos los sitios. Quieres decir que no eres un ángel?

    Un fuerte abrazo. Óscar BCN, más de 5 años sin escribir en el foro, pero he vuelto. 😉

  • Mario Villegas. Quito - Ecuador
    Publicado a las 06:54h, 29 marzo

    Estimado Álvaro, como viajero se que tenemos la visión más amplia y la mente tan abierta para darnos cuenta de todas las realidades que pasan, lo vivimos en Venezuela, un país de gente tan acogedora que siempre deseamos lo mejor para un pueblo. Lo actual no tiene salida y va para peor, lamentablemente. Yo te pido disculpas por un mal quiteño, Richard Castaneda, que dice que se arrepiente haberte ayudado por esta crítica tan real que escribes, Si pasas por Quito, Álvaro, tienes mi casa y mi apoyo. 0997709911

  • juan celis
    Publicado a las 05:10h, 30 marzo

    Hola Álvaro y Martina, cada vez que leo por donde van, me parece que van rápido, y no dejo de sentir una sana envidia de hacer lo mismo, te cuento que por chile viene tu paisano y tu clon, “rodaclown” tiene mucho en común contigo que hasta su compañera que lo acompaña se llama marta, seria interesante que cuadraran un encuentro. Que Dios los proteja de todo mal y peligro, paz y bien para ustedes.
    p.d. ha y tu video esta chistoso el de saber o cagar-la

  • Cris M de Barcelona
    Publicado a las 11:56h, 01 abril

    Qué grande eres Álvaro! Fuerte abrazo.

  • karlos langreo
    Publicado a las 13:23h, 01 abril

    hola biciclowns,parece que los cosas andan revueltas por Venezuela aunque no llegamos a esos extremos por España no vamos muy bien últimamente hubo unas marchas de la dignidad donde salio gente caminando desde distintis puntos del país para llegar a Madrid a una manifestación de las mas grandes vistas y sin apoyo de nadie asi que aquí podemos por lo menos protestar salud campeon

  • Pedro Hernandez
    Publicado a las 16:41h, 01 abril

    Bueno Alvaro lamento lo ocurrido en el Cobre pero por esa razón antes de llegar a Venezuela te advertía que la situación no era la mas favorable para tu transito por aquí. De todas formas me alegra que no me hicieras caso pues siempre es bueno que nos visiten gente como tú lleven al mundo las impresiones de lo que ocurre aquí.

  • jenny martinez, finca la huerfana
    Publicado a las 23:16h, 01 abril

    Hola Alvaro, lamento mucho lo ocurrido en El Cobre,se que la gente del pueblo solo abre los ojos, mira de reojo y no reacciona a tiempo, nunca lo contaste cuando estuviste aca en casa, ya no podiamos hacer nada, pero hubiesemos compartido el mal trago, espero que pudieran salir de Venezuela con facilidad. Esta semana me visito una gran amiga Argentina quien te conocio cuando rodaba en su bici por suramerica, te conocio en Ecuador, Lorena Reyes de Neuquen, te recordo con mucho cariño.
    ojala vuelvan cuando salgamos de esta tirania.
    fue un gusto conocerles!!!

  • john dairo marin
    Publicado a las 03:11h, 03 abril

    Bienvenido a colombia tierra querida , espero q tu paso por aqui te sea agradable , si pasas por Palmira o cerca de por aqui( valle del cauca ) por aqui ala orden johnpapasss@hotmail.com 3147710779 lo dicho estamos ala orden

  • Carbón
    Publicado a las 23:15h, 08 abril

    Querido Alvaro es una pena lo que cuentas, pero me recuerda muchísimo a la deriva que está tomando el país en el que naciste.
    Desgraciadamente los que estamos aquí en España vemos como se deteriora a marchas forzadas el estado de bienestar.
    Has leido el informe de cáritas que dice que la pobreza infantil de España es la más grande de Europa solo superada por rumanía?
    El deterioro de nuestro país es increible, el giro hacia el autoritarísmo es cada vez más palpable.
    Yo mismo he sido víctima de vejaciones y torturas por parte de la políca, tras 2 días encerrado en un calabozo por asistir a una manifestación y encontrarme con la frustración de una agente que como no pudo dar con el que le insultó, le agredió o lo que fuera, me pilló a mí por banda.
    En la comisaría me pegaron, me insultaron, tuve que mear en la celda tras horas pidiendo ir al servicio, no comí nada en 2 días, no me dejaron tumbarme…
    Esto querido Alvaro pasa en España, poco quedará de lo que conociste un día.

  • concionem
    Publicado a las 19:05h, 10 mayo

    Si no me equivoco,el problema de los precios es la deuda que tienen los supermercados,que compran y el gobierno solo promete pagar o paga poco,los supermercados se vuelven a endeudar,y suben los precios además de abastecer menos porque tampoco se lo pueden permitir o no se lo permiten,el gobierno paga y promete pagar,cuando habria que eliminar toda la deuda,pero es muy considerable ya,se vuelven a endeudar,y al final,se llega a esta tensión,donde es más facil conseguir sobrevivir con una ayuda y el contrabando,que es una manera de pagar la deuda,que creo no es ni pagable así,aunque no te lo puedo asegurar hoy en día,por el contrario en Colombia estará pasando lo contrario,habran bajado los precios que aunque parezca bueno no tiene porque serlo necesariamente,sobre todo para el/la productor y de poder para sus emplead@s,mira riesgo del arroz,pero gasolina más barata,Colombia con la menor inflación(habia que mirar si es verdad,o sea,en que sectores),Venezuela sus divisas(exportación) dep

  • Anónimo
    Publicado a las 13:27h, 14 mayo

    soy amante del biciturismo y lamento y pido disculpas que un esbirro del pueblo o sea un delicuente quisiera robarte digo robarte porque eso aqui es normal en venezuela estos policias te montan un expediente por cualquier cosa y te aseguro que te salvaste por un pelo

  • Francisco Gonzalez Carballido
    Publicado a las 15:44h, 27 junio

    que lamentable lo que te paso en Venezuela, la actitud de esa gente no es la realidad del sentir del venezolano, te pido disculpa por la mala situación que viviste en mi país, desde hace muchos años había esperado tu paso por Venezuela, y unos cabronzuelos opacaron tu visita, que rabia siento. Saludos Alvaro y te deseo todo lo mejor para que sigas repartiendo felicidad por el mundo.

  • Diego Juliao
    Publicado a las 05:49h, 13 febrero

    Wow. Imprecionante ser de Venezuela en febrero del 2017 y leer esto.

    Es cómico para mí que nombres ese dolar paralelo a 85Bs, al día de hoy el salario mínimo está en 42mil Bs y el dolar paralelo a 3720Bs.

    Leí todos tus post sobre Venezuela y parecen escritos por un Venezolano más. Una verdadera pena que atravesaras a Venezuela justamente en esos 2 estallidos.

    Saludos.