Login

Register

Login

Register

415 s

Gerry, no le llames clown

En el mismo diario, The Press, de nuevo aparece la palabra Clown. Es para referirse al español que recorre el mundo en bici y ofrece sonrisas para aliviar penas. El periodista elevó a 5 el número de malarias que padecí en África y también me elevó a la condición de notario. En realidad yo solo trabajé para un notario, no como notario. En fin, lo cierto es que tras aparecer en la prensa, ser entrevistado en la Radio pública de este país y en alguna otra radio de menor alcance, no he conseguido contactos para hacer el espectáculo a favor de las personas que han sufrido el terremoto de Christchurch, como era mi intención. Algunos habitantes me escribían tras saber de mi para pedirme que actuara en el cumpleaños de su hija y otros para que fuera a entretener a sus alumnos en la escuela. Lamentablemente (y aunque no es fácil de hacer comprender a la gente) preservo mi clown para situaciones en que las personas están sufriendo. Situaciones de desamparo, de dolor humano, de injusticia social, de violencia, de hambre…, de necesidad de amor. No digo yo que haya o deje de haber de esto en Christchurch o en Nueva Zelanda. Pero los intentos de buscar a sus protagonistas y regalarles una sonrisa son baldíos. Como he dicho muchas veces, para hacer felices a los demás primero hay que ser feliz uno mismo. Yo lo soy, aunque la falta de respuesta de algunas instituciones públicas o privadas, pueda minarme a veces la moral.
Por eso no quiero insistir demasiado en este tema y voy a hablar de cosas más positivas. Como de la gente, adorable, que me ha ayudado estos días en Christchurch. Cecile y Dave son los chicos que me alojan en su casa. Representan para mí la típica pareja kiwi. Ella francesa pero enamorada de este país, y él kiwi que ha viajado por el mundo (así se conocieron) y que no duda en salir de trabajar y meterse en el coche casi una hora para jugar un partido de rugby en la otra punta de la ciudad. Me uno a él y me animo a practicar un deporte que me acompañó muchos años de mi vida. Así lo recoge hoy la web de la federación asturiana de rugby.
Otro tipo excepcional que he conocido es Nigel. Un hombre con aire de artista que organizó en un pispas mi presentación en la sala del politécnico que tembló con un pequeño terremoto de escala 4. En la sala había muchos miembros de couchsurfing, la web que utilizo a veces para resolver los problemas de alojamiento y que me ha permitido conocer gente maravillosa. La gente no sólo se interesó por comprar el dvd de la sonrisa del nómada sino que hasta una mujer me trajo un tarro de rica miel.
Así que con los dedos un poco pegajosooooooos escribo la crónica de esta semana antes de partir hacia el paso de Lewis que me llevará de nuevo a la costa oeste de la isla sur de Nueva Zelanda. De ahí enfilaré hacia el parque nacional de Abel Tasman y, con suerte, volveré a cruzarme con Pablo García: el argentino que lleva 10 años por el mundo en bici. Mi encuentro con él en Mongolia cierra las páginas de mi último libro Donde termina el asfalto que a juzgar por las críticas recibidas hasta ahora, está cumpliendo con creces las expectativas creadas.
Y apenas unos minutos antes de irme a dormir la cama se mueve de nuevo. Otro pequeño terremoto agita mi corazón y el de los habitantes de Christchurch. Pero en la habitación de al lado Cecile y Dave se ríen.
Desde las antípodas, Paz y Bien, el biciclown.
IMG 1310
La entrañable familia turca que volví a ver en Timaru
IMG 1329
La calle es el lugar donde mi sueño echa raíces
IMG 1335
Unas risas para la audiencia de Radio Nueva Zelanda

3 comentarios en “Gerry, no le llames clown”

  1. Solo una palabra (o más bien una expresión): ¡WoW! ¿10.000 terremotos? no creo que diese sobrevivido a tanto temblor… vi la noticia hace ya tiempo, cuando la emitieron por televisión, y la verdad es que me dolió mucho ver ese socabón en un país del que admiro su cultura, sus paisajes y, por supuesto, a los maories.
    Es todo un placer poder leer de nuevo tus historias, hacia tiempo que no entraba en la web debido a esos interminables exámenes que todos odiamos pero son «necesarios» para nuestro futuro universitario (2º Bach.).
    Un saludo desde Galicia, Álvaro, y mucha suerte!

  2. Hola Alvaro. Acabo de escuchar al Portu por radio Euskadi… esta re-contento cUAndo tre visito en ese bello pais… Muy buenos sus comentarios… y sus vivencias junto a su amigo del alma…me encantó. Te manbdamos un gran abrazo… saludos mios de Horacio… Pablo y Sole, estan en Punta Cana… se fueron con los padres y la hermana de Soledad con su familia… de vacaciones!!! besitos Cristina

  3. Greetings to you from Palmerston North. Continue to enjoy your time in Aotearoa-New Zealand. And good on you for spreading smiles everywhere.
    Stephen

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Al publicar un comentario en esta web aceptas mi política de privacidad, donde puedes ejercer tus derechos.
Por defecto para publicar un comentario WordPress guarda tu nombre, email e IP.

Ir arriba