Login

Register

Login

Register

Desde la isla sur

Desde la Isla del Sur

 

La lluvia no ayudó durante los primeros días en Auckland y salimos hacia la península de Coromandel en barco. Rodando en bici las primeras etapas por un paisaje de pinos y ayudados con sopas de ostras y tragos de vino llegamos juntos hasta un momento cumbre de mi vuelta al mundo. Los 100000 kms. Y no podía estar mejor acompañado para tal evento que por mi amigo el Portu. Mali, Namibia, Etiopía, Jordania, Nepal, Laos y China han sido los países en los que me ha rendido visita. Y ahora, en Nueva Zelanda, pedalea junto a mi el día exacto en que mi cuentakilómetros se queda sin dígitos. Lo celebramos con un vídeo que a buen seguro te hará reír. Nosotros lo pasamos en grande grabándolo, ante la atónita mirada de los que por allí pasaban.
Con mucha más lluvia llegamos a Rotorua. Como afirma el dicho, si no puedes con tu enemigo únete a él. Así que nos fuimos al río. A descender en rafting una cascada de 7 metros de caída. El Portu pasó más tiempo debajo del agua que encima de la lancha y aún cinco días después yo aún tengo agua en los oídos. Tras un par de traslados en coche y saltando a la isla del sur en un ferry, llegamos a Picton. Un poco más de coche para evitar el horrible mal tiempo y nos colocamos en la costa oeste de la isla del sur. A los pies de uno de los glaciares más cercanos al mar en el mundo, el de Franz Josep. Mañana lo caminaremos y a la tarde nos acercaremos hasta el otro glaciar, el Fox. Cuando las nubes se despistan el sol deja ver en tres dimensiones un paisaje espectacular. Montes nevados, cascadas que parecen ríos sin gravedad, leones marinos y ciervos, y un aire limpio. Todo al alcance de la vista. La infinidad de autocaravanas de alquiler ponen la nota de turismo al paisaje aunque su velocidad les aleja, contradictoriamente, de lo que han venido a ver. El ser humano puede viajar muy rápido. Y eso puede ser una ventaja. Pero abusar de esa, inicial, ventaja puede convertirse fácilmente en un inconveniente. Se puede ir a 120km/h en coche. Pero no es bueno. Y sin embargo se hace. La gente aún piensa que la bici es un instrumento para hacer deporte los domingos o para bajar una montaña a toda velocidad. Se olvidan que la bici es el medio de trasporte que mejor se adapta a la naturaleza del ser humano. La bici tiene proporciones humanas. Se viaja a una velocidad razonable. A esa velocidad en la que cuerpo y espíritu llegan al mismo tiempo al destino. Te permite trasportar hasta una tienda de campaña, hasta una cocina, incluso alimentos para varios días, y ropas, y libros y (en mi caso) hasta ropas de payaso. Te permite recorrer en un solo día 100 kilómetros sin gastar un penique en combustible y, además de eso, te mantiene en forma ahorrándote la cuota del gimnasio. La bici solo exige una cosa: tiempo y determinación. Pero la gente no tiene tiempo. Hoy mismo conocí una mujer que dice que su trabajo no le gusta. Está de vacaciones pero se levantará las siete de la mañana para atender por teléfono a un cliente. Dice que trabaja duro para jubilarse pronto. La zanahoria del burro. La noria seguirá girando sin ella pero no puede dejarlo. Se sorprende de que yo no eche de menos tener un lugar al que llamar hogar. Le digo que mi hogar es mi bici pero le cuesta creerme. Tal vez porque para ella eso es imposible. «Muy duro», dice ella. Pero «muy duro» es para mí vivir en el futuro. Pensar que con el intenso trabajo de hoy compraré la felicidad de mañana.
Van pasando los años. Siete llevo ya desplazándome por el mundo en bicicleta sin regresar a mi país de origen. Y no hay día, no hay día, en el que en algún momento no piense lo afortunado que soy. Y no por estar en Nueva Zelanda o en Japón o en cualquier país al que nunca siquiera soñé con llegar, sino afortunado por haberme despertado un día y haber decidido que el presente es lo único que importa. Con los riesgos que conlleva ese tipo de elección, pero con la certidumbre que cada minuto vivido haciendo realidad mi sueño es un minuto ganado a la muerte. No, no hablo de la muerte física. Hablo de la muerte del espíritu. La de los que viven pensando que mañana se cobrarán con creces todo el sufrimiento de hoy. Eso es una apuesta que tiene un premio que no se puede cobrar. Cuando te lo entregan, si es que estás ahí para cobrarlo, tu cuerpo ya no puede saltar de un avión, bajar un río en lancha neumática o subir la morrena de un glaciar.
Siempre que alguien me pregunta cómo vivo en estos siete años en ruta, si paro para trabajar…; sonrío. Escribir cuatro libros, hacer documentales, buscar donde actuar, tramitar visados, darle mimos a mi bici…, no parece un trabajo pues no tengo contrato, ni salario, ni vacaciones pagadas. La división entre trabajo y vacaciones se ha hecho sinónimo de sufrimiento y placer, respectivamente. Y si la mayor parte de nuestra vida estamos trabajando la pasamos, según ese binomio, sufriendo. Como digo en el dvd «La Sonrisa del Nómada»: el sufrimiento es parte de la vida. Pero si los placeres se limitan a un mes al año la felicidad es excepcional en nuestras vidas. Hay que restablecer el equilibrio. Y hacerlo no es asunto que haya que posponer para la jubilación.
Desde la isla del sur, Paz y Bien, el biciclown.
IMG 0074
IMG 4264

34 comentarios en “Desde la Isla del Sur”

  1. Jose Manuel

    Supongo que no hay mucho que decir, sino compartir, y mantener los principios nómadas de adaptación, al medio, lugar, gentes, priorizando el espíritu, abrazando con cariño los miedos, y cuidándonos.
    Te deseo que sigas bien, ¡¡¡¡¡100.000, Felicidades!!!!!!!

  2. Supongo que no hay mucho que decir, sino compartir, y mantener los principios nómadas de adaptación, al medio, lugar, gentes, priorizando el espíritu, abrazando con cariño los miedos, y cuidándonos.
    Te deseo que sigas bien, ¡¡¡¡¡100.000, Felicidades!!!!!!!

  3. Felicidades (de nuevo) por tus 100.000kms, un logro al alcance de muy pocos y con una gran dedicación sin duda.
    He de decir que si alguien tiene que encargarse de definir la expresión Carpe Diem, tú eres el más indicado para hacerlo 😉
    Atte: Clownfunder 0436

  4. Eres una maravilla, BiciClown. Un gran maravilla. Felicidades a los 10,000km.. Que los cumpliste en NZ es algo aun mas especiale. Un besazo y mucha energía para las cuestas Kiwis xx

  5. Hombre biciclown!
    No nos conocemos de vista pero hace annos que hemos oido hablar de ti.Entre otros sabemos que eres buen amigo del Salva,granadino perdido por el mundo que conocimos en Africa hace ya seis annos…
    Somos Xabi y Lisa,un vasco arrimado a una kiwi en una historia que empezo hace mucho tiempo en Guatemala y en bici.Vivimos en Ross,en la costa Oeste,30 kms al sur de Hokitika.Me parece que ya habeis pasado por aqui y no sabemos cuanta prisa teneis,pero si os apetece un txoko para estar un rato y compartir experiencias os venis tranquilamente.Tenemos dos chavales que nos ponen la casa patas arriba,pero si no os importa un poco de bulla,aqui estamos.Y si no,que os vaya bien…

  6. Andres gallego riaño

    hola alvaro/desde hace algún tiempo sigo por aquí su experiencia/gracias por sus letras!
    ..le envió la mejor de las energías desde pijao,al sur del quindio(colombia)

  7. alvaro el biciclown

    Gracias a todos por los comentarios. Se agradecen. Xabi lástima porque hubieramos parado de mil amores pero cuando leo tu comentario ya estamos en Haast. Si tienes contactos en Queenstown nos vendrían bien. Aupa, Gero arte, álvaro

  8. Carlos A. Pérez C. Montevideo Uruguay

    Felicidades Alvaro por esos 100.000 km que son la felicidad que los has pedaleado con muchos de nosotros soñando en tus pedales que impulsamos contra el viento , que muchas veces te sentistes solo y no lo estabas , nuestros deseos de conocer todos esos lugares y esa gente van en tus alforjas , bien por esa que sigas cumpliendo muchos mas que estaremos alli soñando con ser tu … y encontrarnos en un lugar del camino ..

  9. Hola Alvaro!!! felices 100.000 Kms… y maravillosos siete añitos en la ruta!!!Bellisimos los videos. Mandale un beso al Portu…es un genio!! dignisimo amigo del Biciclown… besitos de Horacio, Pablo, Sole y mios además de la gente del Centro Asturiano de Rosario…

  10. Hola Alvaro, soy Iván de Angola, ¿te acuerdas?, nos conocimos allí y disfrutamos de unas semanas maravillosas junto a Sixto, Fatinha y compañía. Todavía recuerdo con emoción lo bien que lo pasamos y el show que organizamos en la TPA. Sea como fuere, felicidades por tal hazaña. No te olvido porque te llevo siempre en el corazón. Un fuerte abrazo, amigo y ¡felicidades!

  11. Hola biciclown, me pareces un vividor en la mejor de las acepciones, lo que ocurre es que deberías quitarle el barniz solidario con el que lo confundes y confunesa a otros. Yo te apoyo, pero creo que la solidaridad es otra cosa ¿no te parece? Sé que este comentario lo más probable es que lo eliminen de esta web, que creo que es la forma de cortar la libertad de expresión de gente que creemos que no eres superman, pero que sí creemos que tienes muchos valores positivos. Un saludo y sigue disfrutando de tu viaje.

  12. alvaro el biciclown

    Hola Antonio: La palabra vividor tiene una injusta acepción negativa. Creo que estamos en esta vida para vivir y que ser un vividor es (hoy en día) un logro.
    Sobre el barniz solidario de mi proyecto te voy a dar algunos datos, por si te interesan: 58 espectáculos de clown gratuitos para más de 18000 personas. Si crees que preparar esos espectáculos, realizarlos y documentarlos no me permite darle un toque solidario a mi proyecto desde luego discrepo. Te animo a que hagas algo parecido: no se tu profesión pero si fueras dentista arreglaras 18000 empastes, o si fueras mecánico de coches arreglaras 18.000 carburadores…
    En fin, yo soy el primero en quitarle capas de solidaridad a lo que hago, pero al menos déjame el barniz hombre.
    Si tienes contactos donde pueda actuar en Nueva Zelanda te los agradecería. La Embajada de España aquí no tiene.
    Yo no tengo la culpa de que alguien piense que soy superman o el Hombre araña.

  13. Hola Alvaro, soy un chico de Valladolid, seguí durante algún tiempo con ilusión tus andanzas por el planeta y tengo en mi poder África con un par y el Diario fotográfico de un payaso en África. Ahora he pedido Donde termina el asfalto y estoy deseando que llegue .Este mensaje es mas que nada para decirle a la gente que los libros están muy cuidados y merece la pena tenerlos, independientemente de lo que escribes en tu página Alvaro. Un saludito desde Valladolid

  14. Pedro Fernandez Fernandez

    Hola Alvaro, te conoci meses antes de que iniciases este increible viaje aqui en Oviedo, por que de bicimensajero nos traias documentacioón a la empresa donde trabajo, solo hablé contigo 10 minutos pero ya me di cuenta de las ganas y energia que ponias al hablar de tu proyecto y que mantienes 100000km y siete años despues.Lo tuyo es autentica libertad y ponerse el mundo por montera. animo y suerte

  15. Hola Alvaro, nos conocimos en Avila, de eso hace ya muchos años, eramos un grupo que te acompaño en tu trayecto unos cuantos kilometros. Me alegro de que ese proyecto del que aquel dia nos hablaste con tanto cariño y ganas aun siga adelante. Un beso desde Frìas de Albarracin y desearte Felices Navidades y Año Nuevo alli donde te encuentres al leer este mansaje

  16. Alvaro!
    Me llamo Ana y te conocí en una presentación de La sonrisa del nómada en el colegio Salesianos de Pamplona, donde hiciste una conexión en directo.
    Me enamoré de tí.
    Gracias.

  17. Alvaro!
    Me llamo Ana y te conocí en una presentación de La sonrisa del nómada en el colegio Salesianos de Pamplona, donde hiciste una conexión en directo.
    Me enamoré de tí.
    Gracias.

  18. Hola Álvaro, no sé si te acuerdas de mi. Nos conocemos de Tres Cantos. Yo trabajaba en una empresa al lado de donde tu estabas. Mi padre te ayudó a encontrar en Madrid a aquella modista para arreglar tus primeros trajes de Clown…y poco después pusiste en marcha tu proyecto. Han pasado muchos años y te voy siguiendo. ¡Felicidades!

  19. Estoy leyéndote y escribiendo este comentario, en el dia 31 de Diciembre; hora: » 01:26 «. ¡Feliz año, sigue pedaleando !. Un abrazo ( un Iliturgitano ).

  20. Estoy leyéndote y escribiendo este comentario, en el dia 31 de Diciembre, hora: » 12.27 «. ¡ Feliz año y sigue pedaleando !. Un abrazo ( un Iliturgitano ).

  21. Olá Alvaro,
    Ahora que se que entiendes bien el portugues, voy a escrbir la mensage en mi lengua materna.
    Um grande abraço desde Portugal e que continues a desfrutar da vida e com toda essa coragem de seguir os sonhos. No outro dia alguém escrevia, que pior que nos lamentarmos pelo que fizemos é lamentarmo-nos pelo que nunca fizemos. Por isso mesmo, tenho uma grande admiração por ti e pelo teu projecto.
    Bom ano 2012!

  22. It was great to meet you in our small NZ town, we had a lovely evening with you, talking and sharing a bottle of wine..be safe on the rest of your epic journey..

  23. Alvaro, he conocido hoy esta página por mi libro de texto de lengua de 3º de primaria. Lo que haces es estupendo y seguiré tu página a diario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Al publicar un comentario en esta web aceptas mi política de privacidad, donde puedes ejercer tus derechos.
Por defecto para publicar un comentario WordPress guarda tu nombre, email e IP.

Ir arriba