Login

Register

Login

Register

cosiendo la sonrisa

Cosiendo la sonrisa

En mi rumbo hacia Hokaido pedalearé por muchas de las ciudades que ahora han sido tragadas por el mar y podré visitar los lugares donde las personas desprovistas de hogar han sido realojadas. Confío que entonces sea mejor momento para las sonrisas que ahora, cuando las lágrimas aun saben a salado. Así pues que comience la función.

La parte del sur de Kyhusu donde me encuentro ha sido inmune al tsunami. Aunque algunos de los pueblos que atravesaba avisaban de alerta roja. Afortunadamente no ha ocurrido. Pero por si las moscas no dormía cerca del mar. El día del terremoto de magnitud 9 dormí en un pequeño templo que se levantaba cerca de algunos campos de arroz. Apenas una tarima de madera y un techo, pero más que suficiente para pasar la noche.
Tengo la suerte de pedalear estos días con una japonesita, Sacho, la hija de la familia Takao donde he pasado unas semanas en Setaka. Quiere recorrer Japón en bici para degustar la rica comida japonesa y contarlo al mundo a través de su web. Le ha venido de perlas que hubiera un ciclista de larga experiencia a su lado para arreglar todo lo que una mujer que casi no se había subido a la bici estropea. Y a mi su compañía me viene de maravillas porque puedo comunicarme mucho más fácil con los locales. Como hoy, donde la familia que regentaba la única tienda del pueblo, nos ha cedido su vieja casa en la que pernoctaremos. Hacemos pues un tándem aceptable.

Gracias a Sachi he probado comida que no estaba al alcance de mi presupuesto. La cocina de Kumamoto es conocida por su variedad: desde carne de caballo hasta raíz de loto rebozada en mostaza. La zona que recorrimos hoy es famosa por los erizos. La temporada dura apenas tres meses y acaba justo en marzo. Confieso que nunca antes había probado erizo y su carne es como jugo que se deshace en la boca. Y para acompañar el erizo pescado crudo, sashimi, uno de mis platos favoritos en Japón. Las comidas casi siempre van acompañadas de sopa de misho, caliente y revitalizante.

Mientras consigo llegar a las zonas afectadas por la catástrofe os iré contando detalles de la gastronomía japonesa y los cotilleos que me pueda enterar gracias a ir viajando con una japonesa por japon.

Desde el kotashu (la versión japonesa del brasero) Paz y Bien el biciclown.

ume

Las flores de Ume ya florecen

shinkansen

Listos para volar: el Shinkansen de Kyuhsu

23 comentarios en “Cosiendo la sonrisa”

  1. Patricis Gaincerain

    Admirable pero también ya supuesta tu capacidad de transformar el dolor en amor. El mundo tiene futuro mientras haya clowns en medio de las ruinas. Abrazo.

  2. Alvaro, grcias a Dios que esta todo bien– mandale un abrazo y nuestras condolencias a la niña que viaja contigo… aunque en forma directa no les afecte, el dolor de un pueblo se debe sentir en el alma…Y tú, sigue llevando sonrisas donde vayas, nunca mas que ahora serán necesarias ante el dolor,.. un abrazo grande Pablo, Sole, Cris y Horacio…-

  3. Inevitablemente estos días me acorde de tí, de la inmensidad de lo sucedido… en fin! me alegro de que te encuentres bien, y ojalá lo mejor de tu clown pueda aliviar un poquito el dolor de tanta gente. Mucho ánimo y fuerza desde Coruña!!! (el sol tambíen saldrá mañana!)

  4. Alvaro, de todo corazón estamos contigo y con el pueblo japones que te ha abierto sus puertas en esta parte del viaje, también agradecemos a Dios por que estés bien, y que puedas continuar con tu trabajo de llevar esas sonrisas a las personas que ahora lo necesitan tanto, la vida te puso allí por alguna razón, pues lo más difícil luego de una tragedia es como tu dices \»remendar\» la vida misma para seguir adelante; con mi familia sobrevivimos a un terremoto hace ya 12 años, solo cuando pasas por algo así puedes comprenderlo, y recuerdas todas esas personas que se hicieron presentes con su ayuda y apoyo para superar la situación.
    Gracias Alvaro sigue adelante!!!

  5. Cuando escuché lo que había sucedido en Japón al instante me acordé de tí eres la única persona que conozco en Japón y digo así porque hace mucho tiempo que sigo tu viaje,y mi deseo fue que estuvieras salvo y me da mucha alegría saber que lo estás y ya de nueva sobre la cleta llevando amor y sonrisas.Te deseo lo mejor un gran abrazo desde Argentina.

  6. Ainhoa Iruretagoyena

    Gracias Alvaro. Ahora mismo vas a ser como una rara orquídea en un zarzal. Animo para ti y tu compañera allá hasta donde podais llegar y regalar un poco de esperanza e ilusión.Como dice una amiga mia: mil sonrisas.

  7. Hola Alvaro, no puedes imaginarte lo feliz que me hace el saber que estas bién, no pude evitar preocuparme mucho cuando supe lo del terremoto, ya que como otros seguidores tuyos, eres la única persona que conozco en esa parte del planeta. Mi admiración por ti crece y crece cada día, y mas sabiendo la increible labor que vas a llevar a cabo en Japón estas semanas, se que es complicado, pero debes intentar devolverles la sonrisa, un pueblo como el japones, no puede perder su eterna sonrisa. Una vez mas, gracias por dedicar tu vida a hacer feliz a los demás, eres la envidia de muchos de nisotros. Un fuerte abrazo desde Asturias, donde mi casa es tu casa, a pesar de que no nos conozcamos personalmente. Gracias Clown.

  8. Antón Pirlero (Cocinas Antón) :-)

    Una sonrisa no arregla los problemas, pero ayuda a llevarlos de una forma mas liviana, los japoneses te lo agradeceran.

    Tío me acorde de ti, me alegra saber que estas bien.

  9. Me alegro que estés bien, querido Álvaro. He pegado un respiro al ver que has vuelto a postear. Cuando te he visto la foto aplicado a tus labores , he recordado tantas veces cosiendo mis trapos con una linterna metido en mi tienda de campaña. En invierno y primavera todavía los días son cortos, y al anochecer hay que meterse a poner remiendos… Estoy seguro de que vas a ser
    una lluvia limpia sobre rostros entristecidos por lo ocurrido. Una vez más se verá la terrible fuerza estratégica de un inútil, éso es lo que me han llamado a mí, que soy como tú, payaso.
    Un abrazo de Pachín , desde China.

  10. Increíble. Hará un par de años que no te seguía. Fuistes y eres una de mis fuentes de inspiración para tener el valor de hacer ciertas cosas. Como dejar un empleo muy bien pagado aunque no estés nada contento. Y de repente te oigo en la tve comentando el desastre de Japón. Ha tenido que ocurrir mientras tú estabas ahí… Nada ocurre por casualidad. Voy a volver a mirar tu web. Sabes? La vida está hecha para los valientes.

  11. Me alegro mogollón de que estés todo lo bien que se puede después de pasar una experiencia que tiene que ser acojonante.
    Espero que consigas ayudar en lo posible a toda esta gente que lo tiene que estar pasando interiormente muy mal…
    Ánimo….

  12. Hola Alvaro hace mucho, mucho, mucho tiempo que no escribo en tu web, pero ahora es para hacerte una petición.
    Sabiendo que estás bien, por favor, sácale brillo a tu nariz de payaso e intenta sacar una sonrisa a todos los japoneses que tanto lo necesitan en estos momentos.
    Tienes un gran reto. Un abrazo de tu amigo Oscar de Barcelona.

  13. Hola Alvaro, supongo has de tener una sensación extraña al estar de paso por un lugar donde ha ocurrido una catastrofe (me pasó en el terremoto de Sichuan). Es bueno que vayas acompañado. Por cierto, que interesante lo de poder ir descubriendo-compartiendo platos tan variados. Un abrazo

  14. Abre los brazos infinitos que sólo un payaso tiene y recoge en ellos a tantos necesitados ahora de un poco de cariño, de un abrazo sin idiomas ni distancias.
    Por encima de todo cuídate, se feliz y sigue haciendo felices a los demás.
    Un fuerte abrazo.

  15. I read about your incredible journey today in «Hello» magazine (England). When I heard you were in Japan, I had to check that you were OK. So glad that you are and that you are bringing happiness to the people of Japan. Go safely.

  16. Tu trabajo es tan importante que realmente te merece la pena ir ahora al norte de japon nuclear cuando el gobierno espanol esta repatriando en vuelo a 450 cogelo, no arriesgues luego continuarias tu magnifica labor.

  17. Siguiendote todos estos anios y Siempre he creido que este viaje tenia un porque,ya lo has encontrado,el pueblo de Japon te necesita,y tu familia de estas 2 semanas son tu guia, Animo y suerte Alvaro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Al publicar un comentario en esta web aceptas mi política de privacidad, donde puedes ejercer tus derechos.
Por defecto para publicar un comentario WordPress guarda tu nombre, email e IP.

Ir arriba