Login

Register

Login

Register

Recibe noticias del Biciclown cada mes

Redes sociales

Estoy con un pedo de la leche

Una prostituta me invitó a dormir. No en su habitación, decorada en rosa, con ositos de peluche y ambientador con olor a fresa, sino en la habitación de al lado. Había llegado al punto en el que el único lugar para descansar era un restaurante de carretera. La jungla era muy cerrada y llevaba toda la tarde subiendo. El aroma del cacao, secando en los bordes de la carretera, y las piñas que colgaban de los pequeños e improvisados puestos de madera me había agotado. Un olor dulzón, pesado como un muerto de tres días, agobiante como un mosquito dentro de la tienda, mareante como el aroma que se respiraba en la habitación de la prostituta. Me había detenido en dos restaurantes más pero no me inspiraban confianza. O eran muy sucios o no había comida.

En cambio el de la prostituta era el más decente de todos. Tras preguntar el precio de algunos platos de comida y decantarme por un arroz blanco y dos huevos (que yo mismo freí para evitar que el aceite ocultara su mejor yema), me fui a la letrina para darme una ducha. El agua estaba estancada en un bidón de latón, oxidado, que antiguamente había servido para trasportar aceite. Aún había restos de aceite en la superficie del agua. Con un cazo de plástico, rosa y con forma de corazón, me refresqué. La humedad y el calor no se van ni con la lluvia torrencial.
Entonces llegó el momento de elegir el lugar donde dormir. Deseché el ofrecimiento de la habitación que la prostituta pretendía pagarme (dos dólares) pues no me parecía justo utilizar el dinero que ella se había ganado justamente con el sudor de sus nalgas y opté por la balaustrada de madera con vistas a la basura del restaurante. Colgué la mosquitera, hinché la esterilla, y deseé que aquélla fuera una noche tranquila.
Días atrás cuando dormía en la habitación de un hotel la policía interrumpió a la una de la mañana en mi cuarto. Querían saber si yo dormía con alguien. Qué más quisiera yo
Ha pasado la semana de celebraciones de mi 5 año en ruta y se han realizado bastantes proyecciones. Muchas no han sido publicadas en la web del documental. Aunque me han comunicado por mail que se harían. El día de la fiesta en casa de Mr. Imprevistos (una de las tantas no publicadas) los chicos de Filmina acudieron en tren desde Barcelona para grabar el evento. El cantante Jerónimo Granda amenizó la velada que tenía en el vino su verdadero motor y en el jamón de bellota su fiel aliado. Cuando hablé por teléfono con la casa de Mr. Imprevistos, a las doce de la noche, alguien cuyo nombre prefiero mantener en el economato de las palabras me respondió: Tengo un pedo de la leche. Señal de que la fiesta fue un rotundo éxito.
De entre todos los que han publicado voluntariamente la organización de las proyecciones en la web del documental, www.biciclowneldocumental.com, el ganador en sorteo realizado en Sulawesi ante ex_opositor a Notarías es Engrata de Alzira (Valencia). El libro de fotos se le enviará por la mensajería Toursa libre de costes, tasas y engorros. Que lo disfruten. El diseñador de mi libro de fotos, David Torrens, me ha comunicado por correo electrónico que Diario fotográfico de un payaso en África ha llegado a la Final de los premios de fotografía VISUAL, uno de los más importantes de España. Suerte!!!!
Para mí el día del inicio de mi 6 año de vuelta al mundo, tras tomar un café con la prostituta, empezaba mal. El cable del cambio interno se partió. No tenía repuesto. Gracias a la gestión eficaz de Koos de Bike-tech dentro de cinco días tendré el repuesto. Ahora trato de aprender en la web de
Rohloff como es eso del cambio de cable. Algo que, viendo el video, parece sencillo pero que tratándose de servidor el que ha de hacer la operación no dudéis que me tiembla un poco el pulso.
Como dice Kadar Abdolah en El reflejo de las palabras: A veces solo es cuestión de paciencia. Cuando una cosa no resulta hay que dejarla reposar un tiempo. De esta manera se da margen a la vida para que encuentre una salida por si sola
Desde la ruta, en Palu, Sulawesi, Paz y Bien el biciclown.

<img ” src=”https://biciclown.com/wp-content/uploads/all_images/upfiles/diarios/foto1278_3sin.jpg” alt=”” width=”280″ /><img ” src=”https://biciclown.com/wp-content/uploads/all_images/upfiles/diarios/foto1278_2sin.jpg” alt=”” width=”270″ />
Cacao y piedras
<img ” src=”https://biciclown.com/wp-content/uploads/all_images/upfiles/diarios/foto1278_4sin.jpg” alt=”” width=”270″ />
La vida se complicaDormir en un burdel
2 Comentarios
  • Riki
    Publicado a las 00:09h, 03 octubre

    Perdona pero he alucinado con la bici, solo tiene un plato¿y por que lo queparece en la foto no se ve desviador trasero,solo tiene un piñon¿

  • Juan B
    Publicado a las 22:50h, 09 septiembre

    Riki, es un Rohlhoff….tiene 14 velocidades en el buje trasero 😉