Login

Register

Login

Register

Recibe noticias del Biciclown cada mes

Redes sociales

Localizando exteriores

A las afueras del Cairo, sobre un promontorio, se extiende un gran basurero. Uno de los más limpios que he visitado. Familias enteras se dedican a la organización de la basura: papeles, plásticos, latas, chapas de automóviles… Desde la abuela hasta el niño más pequeño (ellos creen que es un juego) van juntando lo que otros desechan, otorgándoles por la selección un valor que los resucita de ser basura y los incorpora de nuevo al mercado. La basura que se salva de la quema se aglutina en enormes bolsas de arpillera de más de dos metros de alto que son transportadas en coches hasta el lugar de la compra

Las calles de la Ciudad de la Basura, Zeinab, son particularmente limpias pues aquí los residuos son pan para hoy. Las familias que la habitan son coptas en su mayoría, ya que los musulmanes por tradición no consideraron esta labor muy honrosa. Así, infinidad de imágenes de Vírgenes y muchas cruces se elevan entre los montones de mierda.

La pasada semana también visité una organización local que trabaja en un barrio muy humilde, para tratar de hacer allí mi espectáculo. Todo va despacio en el Cairo, como el tráfico, y aguardo respuesta para poder desempolvar el clown. Desde Etiopía no he vuelto a actuar y temo que se oxide dentro de las alforjas. También confío que mi propuesta de dar Talleres de Clown en un par de Estudios de Teatro prospere, o que el Instituto Cervantes tenga a bien programar la proyección de la película Kilómetros de Sonrisas. Termina agosto y parece que los peces gordos se reincorporan a los sillones.

Para preparar mi libro y documentarme me he apuntado a la Universidad Americana del Cairo, que cuenta con una magnífica biblioteca a dos pasos de mi casa, y además con Internet. Las medidas de seguridad para acceder al edificio son de nivel paranoico, y me recuerdan que ser norteamericano no es la mejor nacionalidad para recorrer el mundo. He aprovechado para releer mi libro Kilómetros de Sonrisas. Bueno, realmente para leerlo, porque confieso que nunca lo había hecho. Y tengo que reconocer que me lo he leído de dos sentadas. ¡Ojala el libro que debo parir de África salga tan ameno y tan sincero!

En las arenas del desierto que rodea Cairo crecen las pirámides con la facilidad con la que los dátiles adornan estos días las palmeras. El primer monumento en piedra de la historia es la pirámide de Sakata, a unos 23 kms al Sur de Giza. No es tan visitada como las pirámides de Giza, pero sus proporciones resultan asimismo descomunales.Es sorprendente que Egipto fuera hace 4.000 años un gran imperio, y que aún hoy, viva de la gloria de aquéllos días, sin haber hecho más logros que tratar de conservar esos monumentos.

Los taxímetros de los taxis siempre averiados, imponen el regateo a diario.

Si un día las pirámides de Egipto se vienen abajo, su economía lo hará segundos más tarde, pues el turismo es lo único que evita la bancarrota de este país.

Faltan pocos días para que comience el Ramadán, que aumentará los niveles de stress de este pueblo a niveles inaguantables. Desde que salga el sol hasta que se oculte Mahomma no les dejará comer, ni beber, ni fumar. Eso crispará los nervios de tal manera que las peleas en la calle serán cosa habitual. Los comercios funcionarán a medio gas pues nadie tendrá la energía suficiente ni para abrir los ojos. Antes del Ramadam se celebran algunos santos mahometanos, en unas festividades conocidas como Mawled, mitad religiosa mitad pagana. A la última que asistí, la peculiaridad era que los hombres podíanvestirse de mujeres. Como siempre, los más pequeños se divierten en atracciones de feria muy caseras.

Los coches de las atracciones, como la noria por ejemplo, son confeccionados con antiguos toneles de aceite, partidos por la mitad y pintados.

Un hombre vende nuebes de algodón al toque de trompeta
La mezquita adornada para la fiesta del Mawled
Coches zumo, verdaderas obras de arte refrescantes
La basura se ordena en el barrio CoptoUn niño se dobla por el peso de la carga; su mirada es
demasiado adulta
Un hombre muestra feliz su nuevo anilloLa pirámide de Shakata

Momia encontrada en la pirámide, ahora
descansa en el museo de reciente construcción

Sin Comentarios

Lo sentimos, los comentarios están cerrados en este momento.