Login

Register

Login

Register

Recibe noticias del Biciclown cada mes

Redes sociales

Un ángel en Wukro

Empezó con pocos huérfanos, 2, luego 15, luego 200, y ahora casi 1.800. Todo comenzó en Wukro, al norte de Etiopía, hace 13 años. “Entonces aquí no había un solo árbol”, afirma con orgullo.

Con ayudas del Gobierno Vasco han iniciado la reforestación de la zona. Y para que el programa sea un éxito, cada sábado acude con los chicos a regar los árboles al monte. Él mismo acarrea agua arriba y abajo, juega con ellos, y hace como si fuera lo más normal del mundo irse a las 15h un sábado, con un calor que ahuyenta a las moscas, al monte a regar arbolitos.
Pero además de preocuparse por el medio ambiente, sus desvelos lo protagonizan los huérfanos. Para ellos ha conseguido benefactores que posibilitan darles alimento, estudios y una casa. Más o menos hacen falta unos 20 euros al mes por huérfano. Pero a Ángel el programa de apadrinamiento que tanto auge tuvo hace años entre algunas Ong,s lo horroriza.

“Colocar la foto de un niño africano en el salón de tu casa y enseñarlo a las visitas, me parece inhumano”, afirma asustándose del efecto que puedan tener sus palabras. Y para mitigarlo en seguida afirma que si alguien quiere una foto pues se la manda, y si quieren venir a ver a su niño, pues que son bienvenidos.

Es un hombre tan tolerante, que estando conversando yo con él, interrumpió la charla para recibir a dos personas que hacía días venían a visitarles, y nunca encontraba tiempo para ellos. Los visitantes eran Testigos de Jehová, que con poco tacto se acercaron a Ángel lanzándole, como con un lanzallamas, la siguiente pregunta:
“¿Tu tienes fe?”
Ángel, cura desde hace más de 50 años, se limitó a contestar sin sorna:
“Creo que sí”
“A veces- me comenta Ángel antes de que hubieran llegado los de Jehová- necesitamos dinero para hacer un pozo de agua, para gasolina, para comprar retrovirales con los que atender enfermos de Sida, y sin embargo parece que la gente sólo quiere apadrinar. No es justo darle tanto dinero a un niño, y a los otros nada.”

Si alguien quiere ayudar en un proyecto donde hasta el último céntimo de euro llega a los beneficiarios, este es el número de cuenta del proyecto de Ángel Olarán. BBK, de Hernán (Guipúzcoa), 2101 0149 08 0010282606.
Y si alguien quiere enseñar inglés, fontanería, electricidad, mecánica, o regalar su tiempo a quien lo necesita, puede contactar con Ángel Olarán en wukrost.mary@ethionet.et