Login

Register

Login

Register

Recibe noticias del Biciclown cada mes

Redes sociales

Papilla y arena

Me encontraba a punto de abandonar el albergue de Lilongwe. Eran poco mas de las siete de la mañana, cuando una mujer aun con legañas en los ojos vino a presentarse. Alguien le habia comentado mi proyecto y queria que visitara su lugar de trabajo en Kenda Beach. No sabia si quiera que existiera algo llamado asi, pero me quedaba de camino y le dije que si. Ella gestiona una escuela y me cautivo, sin quererlo, al pronunciar una frase:
Puedo conseguir mucha gente

Cuando llegue a su lugar, arrastrando la bici por 3 kilometros de arena y con un pinchazo en la rueda delantera, no tenia ni idea de si era una buena idea o no. Robyn es pastora de una iglesia Baptista de Australia, y lleva aqui en Malawi un anho, al frente de un par de escuelas y de un programa de alimentacion de mas de 450 chicos AL DIA. a los que asisten a la escuela, un poco de papilla. Compra los sacos con el dinero que sus amigos le envian desde Australia. Da trabajo a mas de 14 personas y vive en un cobertizo sin agua corriente.

Robyn tiene cuatro hijos y un exmarido. A este no le echa de menos pero a sus pequeños si, aunque dado el coste del pasaje, 3.000 euros, solo puede verles una vez al anho. Tiene unos cincuenta tacos y vitalidad para hacer funcionar una locomotora.

Los chiquillos merodean por su casa, antes, durante y cuando se pone el sol, y algunos solo van a sus casas a dormir. No les da mas que un poco de papilla que ellos se encargar de comer en la arena, y contesta a sus preguntas. Tal vez la atencion, sea para ellos mas importante que la papilla.

A 150 metros de su casa, en frente del Lago Malawi, se encuentra un Albergue para alojamiento de turistas. Alli se puede beber cerveza, hacer submarinismo, y alquilar catamaran, como el que aparece al fondo en una de estas fotos. El precio del alquiler de ese barco un par de horas, da para alimentar esos chicos una semana.

Me es dificil navegar cuando hay sonrisas que se escapan por sotavento.

Sin Comentarios

Lo sentimos, los comentarios están cerrados en este momento.