Login

Register

Login

Register

risas comprimidos

Risas en comprimidos

Si a alguna le falta dinero para un medicamento o tiene un problema, las demás le ayudan.

Ya oscureciendo regresan a casa para preparar la única comida del día. Generalmente el marido no colabora en las tareas de casa.
La mujer es el motor de África, el auténtico diamante, la materia prima por excelencia sobre la que construir el futuro de este continente.

En esta Parroquia levantada con ayuda del Gobierno vasco, hay una escuela de informática, de costura, de cocina, de electricidad, y un consultorio médico. El enfermero Ruy ha salido de Bilbao para atenderlo, junto con la hermana Silvestra, polaca. Las consultas son a medio dólar y los medicamentos se venden sin criterios de beneficio económico: tan sólo cubrir costes.
En ocasiones un 100% más barato que en la farmacia.

Al comienzo del espectáculo el P. Javier contó una bonita historia a los cerca de 2.000 asistentes. Un matrimonio fue un día a la consulta porque la mujer estaba enferma. Tras los análisis, acudieron a la consulta con la hermana Silvestra. Esta les preguntó si sabían reírse. Ellos le contestaron que no, y la hermana Silvestra les recetó risas en comprimidos.

Gracias a todas las personas que colaboraron en este espectáculo, y sobre todo a aquéllas que entienden que verdaderamente, la risa, es necesaria.

foto37 8sinfoto37 9sin

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Al publicar un comentario en esta web aceptas mi política de privacidad, donde puedes ejercer tus derechos.
Por defecto para publicar un comentario WordPress guarda tu nombre, email e IP.

Ir arriba