Login

Register

Login

Register

bateke 3

Plateau Bateke III

A la vista de que el sabado no aparecia vehiculo alguno, decidi tambien recortar la comida. Con el desayuno y la cena seria, debia ser, suficiente. Por suerte le pude incar el diente a un coco que tuvo a bien besar el suelo. El dueño de la tienda Pekin, lo partio. Tambien me dieron un poco de ñame, un tuberculo que se parece a una patata grande. Ellos lo comen como si fuera una manzana, a mordiscos, pero yo lo preferi en ensalada, con un poco de pasta, la ultima cebolla, y la lata de bonito que Pepe me habia enviado a Camerun. Iba destinada a un arroz con bonito, pero tras recorrer todo Gabon, acabo siendo consumida de esa forma en el ultimo pueblo del pais.

Al haberse terminado la escuela los niños llevan la misma vida que las gallinas: picoteando de aqui y alla sin un plan predeterminado. Asi que les convoque para una sesion de magia al atardecer. Los adultos prefirieron no arrimarse demasiado. Parece mentira que no habiendo television ni radio, no sean capaces de mover el culo para ver el espetaculo, pero esa apatia la produce la inactividad. Los dias se repiten monotonamente y el unico aliciente es que algun hombre mate una serpiente o un antilope.

Por otro lado poco mas hacen los hombres. Es la mujes la que cocina, cuida a los niños y la que parte lejos a por agua y leña. Dada la poca actividad es normal que las familias tengan ocho hijos y mas.

Al tercer dia aparecio el anunciado camion. Ni siquiera pregunte si me podia llevar hasta donde comenzara la tierra dura, era evidente que asi seria…

foto110 4sinfoto110 6sin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Al publicar un comentario en esta web aceptas mi política de privacidad, donde puedes ejercer tus derechos.
Por defecto para publicar un comentario WordPress guarda tu nombre, email e IP.

Ir arriba