Login

Register

Login

Register

chicos calle

Los chicos de la calle

Los salesianos de Cotonou me trajeron en coche para poder hacer este espectaculo en el que los chicos pudieron disfrutar una hora de algo diferente. La magia ya la conocian, porque hay un salesiano en Cotonou, Guillermo, que ha actuado para ellos. Pero la locura de mi clown no, y realmente ellos necestian un poco de locura tambien para poder salir adelante. Se levantan todos los dias a las cinco y media y limpian la casa donde viven antes de ir a la Escuela. Una casa construida por el Ayuntamiento de Santander, el Gobierno Vasco, la Comunidad Foral de Navarra y la AECI. Es del tipo de ayuda exterior que verdaderamente llega, como me cuenta Jose Luis, uno de los autenticos padres de todos estos chicos sin familia. Gracias a el, han dejado de ser SDF, las siglas en frances de una persona sin domicilio fijo, para tener un domicilio al que poder acudir cada dia, siempre y cuando cumplan sus obligaciones escolares. El objetivo es integrarles en su propia familia o en una familia de adopcion, pero no siempre es posible. Cuando cada dos años Jose Luis vuela a España, pasa una semana con su familia de Palencia, y el resto del tiempo pegado al telefono para conseguir ayudas con las que poder dar de comer a sus niños.

Hace unos dias un libanes le dio 70 pollos congelados, con lo que los chicos han vuelto a comer carne despues de dos meses.

La casa donde viven es un buen edificio, de una gran calidad, porque dice Jose Luis « es justo que estos chicos puedan decir un dia que han vivido en una gran casa, de la misma calidad que la del hijo de cualquier empresario de aqui, y en donde nadie les levantaba para ir a picar piedras o a vender platanos, sino para ir a la escuela a buscar un futuro mejor. »

Si alguien quiere venir a colaborar aqui, las puertas estan abiertas.

foto58 5sinfoto58 6sin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Al publicar un comentario en esta web aceptas mi política de privacidad, donde puedes ejercer tus derechos.
Por defecto para publicar un comentario WordPress guarda tu nombre, email e IP.

Ir arriba