Login

Register

Login

Register

Recibe noticias del Biciclown cada mes

Redes sociales

De esclavos y chancletas

Aunque me quede pocas horas en esta ciudad dio para muchas historias. Una de ellas la de la visita al museo de la ciudad. En el se exhiben testimonios de la epoca de la esclavitud, en un Fuerte portugues, que fue el unico que se salvo de la quema. Tambien habia aqui otros fuertes, como holandes, frances, y de dinamarca, pero se salvo el portugues.

Los que no se salvaron son los miles de personas que por ser de piel un poco mas oscura fueron humillados y enviados en condiciones inhumanas a America. Algunos de los que estuvieron en Brasil o Cuba y recuperaron la libertad volvieron trayendo con ellos ritmos y comidas diferentes. Es por eso que el Vudu que se practica a uno y otro lado del Atlantico es muy parecido.

A la salida del museo tropece y rompi la chancleta que me habia regalado Mauricio y Vivi en su visita a Rosario, Argentina. Camine unos kilometros por la ciudad descalzo y un hombre se propuso arreglarmela. Lo curioso es que el hombre tenia una tienda en la que vendia chancletas. Aunque costaban medio euro le dije que queria arreglar la mia. Busco un trozo de alambre en la basura, y lo metio por la parte que se habia salvado del tropezon. Le dio vueltas y vueltas, y VOILA. La sandalia habia resucitado.

Ese hombre me habia preguntado por que yo viajaba, que era lo que buscaba. Tome la chancleta que el habia arreglado y le dije:
“busco personas como tu, que tengan la experiencia necesaria para vivir”.

Gracias Desiree por tu leccion de vida.

Sin Comentarios

Lo sentimos, los comentarios están cerrados en este momento.