Login

Register

Login

Register

Recibe noticias del Biciclown cada mes

Redes sociales

El río Senegal

Ya no hay enormes tiendas blancas plantadas en mitad del desierto haciendo frente al viento.

Un arbol ofrece sus ramas a otro para crear una sombra , y el viento parece no encontrar franco su camino para obstaculizar el mio. Los niños me saludan con la mano cuando paso por sus pueblos, y la mantienen en lo alto, sin bajarla para pedirme un “cadeaux”. Sus gritos al verme llegar no ocultan segundas intenciones.

Estoy en Senegal y he dejado atras la Mauritania. El paso fronterizo que he utilizado para hacerlo no es frcuentado por turistas, porque es fluvial. Para pasar por Boghe a Senegal hay que atravesar hasta tres veces el rio Senegal, y lo que es mas dificil, hay que encontrar al policia de turno para que te ponga el sello de salida en el Pasaporte.

LLegue a Boghe, en Mauritania, a las doce del mediodia y desde el primer momento estuve haciendo todo lo necesario para cruzar a Senegal, Pero no lo conseguiria hasta las cuatro y media de la tarde. Tenia que resolver dos problemas: encontrar al policia de la garita que tenia el sello de salida del pais, y negociar el precio con el responable de las piraguas que cruzan el rio de apenas 75 metros de ancho.

Tras intensos esfuerzos localizaron al policia por el movil. Malas noticias para mi. No habia sello. No es que no existiera sino que el policia no me lo queria poner porque le habia dicho al anciano que cuidaba la garita que no iba a pagar las 1.000 ougias que me pedia [unos tres euros].

Fui al cuartel de la policia dispuesto a hacerles ver que las relaciones entre España y la Republica islamica de Mauritania atravesaban un extraordinario momento, que no era menester estropear por el asunto del sello. Volvieron a localizar al policia y me dijeron que esperara en la garita. Fui directo a hablar con el viejo que controlaba el negocio de las piraguas para resolver ese problema..

Como me habia pasado dos horas antes alli, habia podido comprobar que los usuarios pagabann unos 20 ougias. A mi me pedia 20.000, por eso de tener rasgos europeos. A mitad de regateo llego un coche que freno bruscamente. Era el policia con cara de haber sido depertado de la siesta dos veces. Supuse que era el policia porque aunque no vestia uniforme, la gente como el anciano de las piraguas le daban dinero.

Me pidio el Pasaporte y escribio a mano la fecha de salida. Le conte mi problema para cruzar en piragua y me respondio que cuanto dinero estaba dispuesto a pagar. Le dije que 200 ougias. Le pego un grito al viejo y golpeandome en la espalda, amistosamente creo, me dijo que me subiera a la piragua. Mi cara de felicidad refleja mi emocion y alegria de pisar Senegal, cuando ya pensaba que iba a tener que buscar otra frontera para cruzar.

Pero en realidad no habia sino llegado a una isla, de la que para salir necesitaria aun subirme a otras dos piraguas. Pero no tenia dinero senegales y me quedaba muy poco mauritano. Un chico que llevaba un caballo con remolque me dijo que no me preocupara y le siguiera, que el me ayudaria a cruzar. Si me dicen que el caballo lo iba a subir a la fragil e inestable piragua no lo hubiera creido. En realidad lo que hacia era subir en equilibrio el carro a la piragua y sugerir al caballo que se diera un chapuzon. Para pasarme a mi y a la bici tenia que hacer otro viaje. Dos horas mas tarde en salir de la isla.

Para colmo al irse me cambio el poco dinero mauritano que yo tenia por CFA. Al cambio disponia de tres euros con los que debia sobrevivir tres dias, hasta poder llegar a una ciudad en la que sacar mas dinero.

Pero ahi no acaba todo. La ultima vez que rellene mi botella de combustible fue en el pueblo de Aleg en Mauritania. El combustible era de tan mala calidad que termino por obstruir mi cocina. Y esos tres dias no podia siquiera calentarme un poco de agua y menos pensar en cocinar arroz.

De ahi mi inmensa alegria cuando por fin en St. Louis pude limpiar bien la cocina y hacerla de nuevo funcionar.

Sin Comentarios

Lo sentimos, los comentarios están cerrados en este momento.